Logo del sitio

El decálogo de la DGT para combatir la nieve en la carretera

Nieve en la carretera
Nieve en la carretera
EUROPA PRESS - Archivo

Las previsiones meteorológicas auguran un inicio de semana teñido de blanco en bastantes zonas del país. La nieve en la carretera es una de las precipitaciones que más pueden afectar a la seguridad al volante ya que reducen casi por completo la capacidad de adherencia de los neumáticos al asfalto. 

Igualmente, la nieve dificulta una correcta visibilidad al volante ya que refleja la luz de los faros y si excesivamente copiosa provoca el mismo efecto cortina que la lluvia. Para más inri, la nieve dura puede convertirse en hielo si las temperaturas son excesivamente bajas haciendo imposible, en algunas ocasiones, el seguir conduciendo.

Por estas razones y para que los trayectos de estas fechas sean seguros y acaben sin sobresaltos, la Dirección General de Tráfico publica este decálogo de consejos a seguir en el caso de encontrarse nieve en carretera:

  1. No conducir. La nieve y el hielo aumentan considerablemente las probabilidades de tener un accidente, por lo que hay que considerar retrasar el viaje.
  2. Con suavidad. Si no queda más remedio que moverse con el coche,  hay que conducir con suavidad en todo momento, ya sea al maniobrar, al frenar, o al cambiar de carril para adelantar o al acelerar.
  3. Aún más distancia. Aumentar aún más que con lluvia la distancia de seguridad respecto al coche de delante, permitirá tener más metros para detenerse ante una frenada brusca.
  4. Ojo a la temperatura. Si de repente comienza a bajar la temperatura, helará y aparecerán placas de hielo muy peligrosas.
  5. Hielo. Las placas de hielo suelen encontrarse en zonas umbrías orientadas al norte, puentes y zonas cercanas a los ríos. Extremar la precaución en estos lugares.
  6. Sin acelerar. Si se pierde el control al pisar una placa de hielo, hay que levantar el pie del acelerador, no frenar hasta que las ruedas recuperen la adherencia y no rectificar la dirección hasta salir de la placa.
  7. Atención a la carga. Transportar la carga y el material con cuidado pera evitar que salga despedido en caso de colisión. 
  8. Cadenas. Hay que repasar cómo se montan las cadenas y llevarlas en el maletero. En su defecto, se pueden sustituir los neumáticos por unos de invierno.
  9. Sin frenazos. A a la hora de actuar sobre los frenos, hágalo con progresividad y sin pisar a fondo.
  10. Nunca agua caliente. Si el coche está cubierto de nieve o hielo nunca hay que echar agua caliente sobre los cristales: el cambio brusco de temperatura podría romperlos. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento