Comparativa de precio entre un coche de kilómetro cero y uno nuevo, ¿es mucha la diferencia?

Coches de segunda mano.
Coches de segunda mano.
Diego Shiochet

El proceso de compra de un nuevo coche no es algo que deba tomarse a la ligera. Adquirir un nuevo vehículo acarrea un gran desembolso económico pero, en algunos casos y dependiendo de los gustos y exigencias del comprador, este gasto puede recortarse en algunos cientos, e incluso miles, de euros. 

Para aquellos conductores que busquen un nuevo coche pero a la vez quieran cuidar del bolsillo, se recomienda echar un vistazo en el mercado de segunda mano. Los automóviles de ocasión se pueden adquirir por precios irrisorios en algunas ocasiones ya que son activos que, nada más salir del concesionario, puede llegar a perder un 5 y un 10% de su valor. 

Pese a que bucear en el mercado de ocasión puede terminar con la pesca de alguna ganga, también se puede salir escaldado y con una mala compra dependiendo del vendedor, del modelo del coche y de su antigüedad. Por eso, para encontrar un término medio entre coches nuevos y coches de segunda mano, lo mejor es echar un vistazo a los modelos de kilómetro cero. 

Estos coches son, a todos los efectos, nuevos, pero ya han sido matriculados sea por el concesionario o por la marca. Los motivos son varios: stock, cupos de venta... Así que lo único que precisan es una transferencia de propiedad, ya que la cifra del cuentakilómetros no debería exceder en ningún caso más de los 100. 

La única diferencia entre estos vehículos y los modelos encargados es que los de kilómetro no pueden modificarse en cuanto a prestaciones y los nuevos pueden solicitarse bajo encargo y ad hoc. Por esta misma razón, los primeros suelen contar con ofertas y descuentos y, además, están disponibles en pocos días.

¿Es realmente más barato?

Pese a que el precio es la mayor diferencia entre los coches de kilómetro cero y los nuevos, ¿de cuánta diferencia estamos hablando? Tras hacer una pequeña comparativa en portales de venta de internet como Clicars, Coches.com o Blablacar, podemos llegar a la conclusión de que los modelos de kilómetro cero pueden ser entre 3.000 o 4.000 euros hasta incluso 7.000 o casi 10.000 euros más baratos que sus homólogos nuevos. 

Por ejemplo, un Renault Clio con un precio de salida de 19.000 euros puede encontrarse de kilómetro cero por 14.990 euros. De preferir un Seat León ST de  190 caballos con cambio de marchas automático, en Clicars hay un modelo por 23.990 euros cuando cuesta casi 27.000 bajo demanda. 

Hablando de coches más grandes, como los Toyota C-HR, la rebaja en el caso de encontrar una unidad de kilómetro cero puede ser de más de 6.000 euros, en comparación con un precio de salida que parte de los 27.800 euros. El Mitsubishi ASX MPI Spirit se encuentra por 19.200 euros en Coches.com mientras que nuevo cuesta 26.000 euros.

Después de bucear en las opciones disponibles online, es cierto que existe una diferencia precio que puede ser significativa entre los coches nuevos y los de kilómetro cero, la única pega es la imposibilidad de elegir los detalles y las características del modelo en venta. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento