Si estás buscando un coche de ocasión, fíjate en estos detalles para que tu compra sea todo un éxito

La seguridad y el precio son los dos factores más importantes a la hora de comprar un vehículo.
La documentación y el cuentakilómetros son dos factores a revisar.
Freepik

Muchos potenciales conductores deciden apostar por los vehículos de ocasión. El punto fuerte de comprar un coche de este tipo de mercado es el precio: con paciencia y buenas dotes de búsqueda se pueden encontrar verdaderas gangas muy económicas y asequibles. 

Pero al adquirir un coche de segunda mano se corren ciertos riesgos que pueden acabar convirtiendo una compra perfecta en un verdadero desastre que nos haga perder dinero. Es relativamente fácil evitar que la transacción se trunque si se atiende a una serie de pequeños detalles que hay que observar antes de firmar el contrato de compraventa. 

Según la Organización de Consumidores, en lo que se refiere a la mecánica se debería consultar la opinión de un profesional imparcial. También hay empresas certificadoras que por un precio menor de 100 euros inspeccionarán el vehículo en cuestión para asegurar que todo está en orden. 

En caso de no poder contratar este tipo de servicios, la OCU recomienda prestar atención a los siguientes detalles:

  1. Los kilómetros.Son el primer aspecto a comprobar para ver si coinciden con la tarjeta de la ITV y para calcular las revisiones y sustituciones que habrá que hacerle al coche.
  2. La pintura y la carrocería. Un color deslucido, golpes, corrosión... Desvelarán si el coche ha dormido al aire libre o en garaje, además del mantenimiento recibido. 
  3. La varilla del aceite.Si está negra o tiene partículas metálicas significa que habrá que cambiar el líquido pronto. 
  4. La correa de distribución. Hay que asegurarse de que está tensa y sin defectos. 
  5. Los neumáticos. Deben ser los que constan en la tarjeta de inspección técnica y el dibujo deberá tener al menos 1,6 mm de profundidad.
  6. Los amortiguadores. Empuja el coche de costado con fuerza y si oscila (con rebote) más de dos veces, significa que los amortiguadores están tocados. 
  7. Los cinturones de seguridad deben funcionar correctamente, sin engancharse.
  8. Los interruptores y botones. Introduce la llave de contacto, pulsa todos los botones y comprueba que los pilotos se iluminan. 
  9. Los pedales. No deben tener demasiado juego. Si pisas a fondo el pedal del freno durante 20 segundos y no vuelve a su posición inicial es que el circuito tiene fugas.
  10. Las ruedas y la dirección. Conduce el coche por una zona sin tráfico, suelta el volante un instante y observa si sigue en línea recta.

Pero además de prestar atención a los detalles mecánicos y estéticos del coche para asegurarse de que la compra va dar buenos resultados, también es importante comprobar que todo el papeleo está en regla. Estos trámites son necesario para que el proceso sea legal y dan confianza y tranquilidad al comprador. 

Los documentos que el coche ha de tener en regla son el libro de mantenimiento, el permiso de circulación, la tarjeta de Inspección Técnica y el informe del vehículo, que se puede conseguir en la DGT por 8'50 euros. Este último documento nos permitirá averiguar si el coche viene con sorpresas desagradables: embargos, multas pendientes... 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento