Cómo arrancar un coche que se ha quedado sin batería: claves y trucos efectivos

Si se encuentra en una situación donde no es capaz de arrancar su vehículo, lo más aconsejable es ponerte en contacto con tu seguro y solicitar una grúa que te garantice una nueva batería o que te desplace hasta cualquier punto de España.

Una persona utilizando pinzas para recargar la batería del coche
Una persona utilizando pinzas para recargar la batería del coche
iStock
Una persona utilizando pinzas para recargar la batería del coche

La inmensa mayoría de los conductores de España, en algún momento de su vida, no habrán podido arrancar su vehículo debido a un fallo de la batería. En condiciones normales, este importante objeto del automóvil puede tener una vida útil de 3 a 4 años, por lo que es recomendable cambiarla cada cierto tiempo. 

Las nuevas baterías no suelen tener mantenimiento, por lo que su desgaste irá en función al uso que hagamos de nuestro vehículo y solo nos quedaría encomendarnos a que el alternador no falle para evitar que nuestro coche nos deje tirados en una supuesta situación límite. 

A continuación, os vamos a indicar algunos pasos que debes de seguir si te encuentras ante una situación donde no puedes arrancar el automóvil. No obstante, lo más recomendable es ponerte en contacto con tu seguro y solicitar una grúa, la cual te garantice la colocación de una nueva batería o, en el peor de los casos, que te desplacen hasta el lugar donde tenías pensado asistir.

1- Empujando el automóvil

Uno de los trucos más infalibles y más clásicos es intentar arrancar el coche a empujones. Si existe la posibilidad de que no tengas ningún utensilio para poner en marcha el motor, este sistema tradicional te permitirá lograr tu objetivo.

En primer lugar, tendrás que ayudarte de una pendiente descendente para reducir el esfuerzo de empujar el coche y, si es posible, deberías hacerlo con otra persona que te ayude. Con el coche en movimiento, pisarás el embrague y meterás la segunda marcha. Una vez se consiga coger cierta 'velocidad', tendrás que soltar el embrague y, a la misma vez, pisar el pedal del gas para poner en marcha el motor. 

2- Con la ayuda de unas pinzas

Otro de los trucos para poder arrancar un vehículo es gracias a la utilización de unas pinzas, que podrás conseguir por solo 30 euros (o incluso menos) en los puntos de venta especializados en automóviles. No obstante, necesitarás que un coche aleatorio te 'done' la batería que necesitas para poner en marcha el motor. 

Una vez conseguido el vehículo 'donante' y las pinzas, sólo deberás conectarlas a sus respectivos bornes: el cable rojo tendrá que ser conectado a los bornes positivos y el cable negro al negativo (siempre se conecta primero a la batería cargada y, después, a la descargada). Un aspecto muy importante es evitar que los dos cables entren en contacto entre ellos, de lo contrario podría tener consecuencias fatales para la batería. 

Por último, la pinza que queda libre deberá conectarse al punto del bastidor, chasis o la batería descargada. Si no es posible en ninguno de los casos, tendrás que conectarlo al borne negativo. Una vez arrancado el motor, se deben dejar las pinzas colocadas durante varios minutos para que la batería se cargue mínimamente. 

3- Arranque portátil 

El tercer y último truco que os explicaremos para poder arrancar un coche que se ha quedado sin batería es utilizando un arrancador portátil. Este utensilio contiene una batería compacta denominada powebank. Con una capacidad mínima de 8.000 mAh, tiene la suficiente fuerza como para arrancar un motor de combustión interna. 

Además, esta batería cuenta hasta con sus propias pinzas, por lo que solo deberás conectar los cables a los bornes de la batería del coche. Una vez colocado, tendrás que activarlo para arrancar el motor del vehículo y, poco después, quitar las pinzas tras varios minutos de carga. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento