El asistente de velocidad que será obligatorio en los coches nuevos desde este año: así funciona

El sistema ISA o Inteligent Speed Assistant (Asistente Inteligente de Velocidad) es una de las conocidas ayudas a la conducción o sistemas ADAS. Como su propio nombre indica, se encarga de ajustar la velocidad de circulación al límite máximo permitido en cada tipo de vía e, igualmente, puede regular el cuentakilómetros dependiendo de la distancia del coche que nos preceda.
El sistema ISA o Inteligent Speed Assistant (Asistente Inteligente de Velocidad) es una de las conocidas ayudas a la conducción o sistemas ADAS. 
El ADAS es el asistente de velocidad o sistema ISA, que como su propio nombre indica se encarga de limitar el velocidad de circulación del vehículo para evitar excesos sobre los límites y los accidentes viales asociados a ellos. ¿Cómo funciona?.
Wochit

En este 2022 cambian muchas cosas en lo que al mundo del automóvil y la conducción se refiere. Entre ellas, está la obligación de que los nuevos coches homologados en Europa estén equipados de serie con varios asistentes a la conducción que, según se espera, ayuden a reducir los siniestros en carretera y en ciudad. 

Uno de estos ADAS es el asistente de velocidad o sistema ISA, que como su propio nombre indica se encarga de limitar el velocidad de circulación del vehículo para evitar excesos sobre los límites y los accidentes viales asociados a ellos. La función principal de este asistente es adaptar la velocidad máxima de circulación del coche a las limitaciones establecidas en cada tramo de carretera, según lo vayan indicando las señales.

¿Cómo funciona? La DGT lo explica detalladamente. La primera parte del trabajo del ISA es detectar a qué velocidad se debería circular. Esto se consigue gracias a una cámara situada, habitualmente, el espejo retrovisor que va detectando las señales de la carretera. En contacto con el GPS del vehículo, el sistema se encargará de avisar al conductor si excede la velocidad por encima de los límites detectados.

Mantener una velocidad constante

Además de avisar, el ISA adaptará la velocidad de circulación a la máxima detectada en las señales de manera automática. Gracias al software que llevará instalado el vehículo, el propio coche no permitirá superar la velocidad máxima permitida. Este sistema no trata de frenar el vehículo, si no de ir ajustando las revoluciones del motor para mantener en una velocidad permitida constante.

De todas formas, el ISA podrá desconectarse mediante un botón instalado para ello en el habitáculo o pisando fuerte el acelerador para dar libertad de decisión al conductor por si así lo considerara necesario, entendiendo que todo conductor debe respetar las normas de seguridad vial. Aún así, van a existir diferentes niveles de funcionamiento en este asistente obligatorio.

  • Informativo: se informa al conductor de que está excediendo la velocidad mediante una señal.
  • De advertencia: al exceder la velocidad, se mantendrán las señales informativas y se añadirá una ligera presión al pedal del acelerador. 
  • Obligatorio: con este nivel se impide que el coche sobrepase el límite de velocidad de forma electrónica como comentamos en su funcionamiento. Se permite al conductor frenar y también seguir acelerando si lo hace con contundencia.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento