30 postres de Raquel Sánchez Silva y Montse Abellá explicados para novatos: "Es clave comprender la química de la receta"

[MISSING]binding.image.description
[MISSING]binding.image.title
La cocina, un lugar seguro para Raquel Sánchez Silva

Aunque la relación de Raquel Sánchez Silva con la gastronomía venía de largo, antes no era una pasión viva. Cocinaba, aunque era un mundo que aún no conocía a fondo. "De alguna manera, la cocina me ha ido rodeando. Yo ya cocinaba pero no como ahora, y menos como después del libro", comenta la presentadora. "Mi relación con la cocina es de fascinación, por la complejidad y por las personas que viven la cocina con tanta pasión como Montse. La vivo desde el plano de la alumna, desde la persona que quiere aprender", añade. 

Tras su paso por MasterChef, la Raquel ha encontrado un refugio entre los fogones: "¿Qué es para mí la cocina? La cocina es familia, es amigos… Y la cocina como hábito es relajación, es paz, es tiempo para mi… La cocina es un regalo". 

Fue, en parte, gracias a Montse Abellá por lo que esta pasión se desarrolló de esta forma. Montse es chef pastelera en el biestrellado Santceloni, toda una experta galardonada con el premio 'Prix au Chef Pâtissier 2019' que otorga la Academia Internacional de Gastronomía. Raquel la considera su maestra y también su favorita compañera en la cocina. Con ella se reunió antes de comenzar el concurso, para recibir una clase magistral sobre cocina y, especialmente, sobre repostería. "Nos lo pasamos genial", recuerda Montse. "Es una alumna muy aplicada y me estiraba. Con ella tienes que prepararte muy bien las clases", añade. 

Su libro, un curso de repostería "realmente fácil”

De sus infinitas conversaciones entre harinas, azúcares y levaduras salió un libro, 'Emulsionar es mezclar con cariño'. En él se recogen 30 recetas de postres deliciosos, con todos los pasos necesarios para conseguirlas, explicados por Montse. Junto con cada receta, Raquel añade su propia explicación, una traducción de la receta al idioma de un principiante. "Nos dimos cuenta de que las conversaciones que estábamos manteniendo podrían servir a muchas personas que quieren aprender sobre pastelería y decidimos que esas conversaciones se podían convertir en un método de enseñanza", dice Raquel. 

Para las autoras, lo más importante de la cocina es entender los pasos e ingredientes. "Al final, si a uno le gusta la pastelería, sabe que hay recetas que se hacen con la mantequilla en frío, otras en pomada y otras con mantequilla desecha. Pero, ¿por qué? Esto nadie te lo explica", destaca Raquel. Estas preguntas se responden en su libro: "Lo importante es comprender la química del postre. Si sabes eso, sabes pedalear. Si no, vas a ir con ruedines toda tu vida en la pastelería. Y no se trata de eso, ¿no?".

Recetas para dar los primeros pasos

"Los profesionales damos por supuestas casi todas las cosas", aseguraba Montse. Por ello, en el proceso de "cocinar" este libro, ha sido muy importante la participación de Raquel. Ella ha conseguido extraer y traducir las claves para que los postres propios de la alta cocina estén al alcance de todos

Combinaciones de sabores sorprendentes, como la sopa de chía con granizado de manzana y apio y sorbete de fresa, se unen a postres clásicos como una tarta de chocolate o unas fresas con nata. En total, treinta recetas diferentes que juegan con los sabores dulces, los salados e incluso los picantes.

Para Montse, la receta más sencilla de todo su libro es el melón aliñado, una "ensalada" en la que esta fruta se condimenta con albahaca, pimienta negra y cardamomo. Sin embargo, Raquel recomienda a los principiantes que, si quieren dar el primer paso en la repostería, prueben a hacer el postre de zanahoria, un granizado hecho de esta hortaliza y combinado con lima, eneldo, avena y jengibre. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento