El ingrediente que aporta el amargor a la cerveza es de la misma familia de plantas que el Cannabis 

Cerveza.
Cerveza.
DusanBartolovic / iStock
Cerveza.

Aunque tenemos muchos y muy buenos vinos en este país, sin duda la cerveza es una de las bebidas más consumidas, sea de la marca que sea y en el formato que sea. 

Desde las clásicas rubias de toda la vida hasta las cervezas artesanas más matizadas, tipos de cervezas podemos encontrar para todos los gustos, y es probable que, aunque consumamos cerveza habitualmente, nunca nos hayamos planteado cuáles son sus ingredientes y qué función tiene cada uno. 

Diariamente vemos en televisión anuncios de casas cerveceras donde hablan de la doble malta, del lúpulo, de algunos procesos de elaboración que no sabemos qué significan pero que suenan a buena cerveza... por lo que ya es hora de descubrir cuáles son los cuatro ingredientes fundamentales para elaborar cerveza y cuál es la función de cada uno en el resultado final. 

La función de cada ingrediente

La cerveza se compone de agua, malta de cebada, lúpulo y levadura, aunque se pueden añadir otros ingredientes extra que le aporten otros matices.

El agua es el ingrediente mayoritario en proporción a la hora de elaborar cerveza, ya que el porcentaje puede ir del 85% al 95%. Al tener un porcentaje tan alto en la elaboración dependiendo de la zona de producción y de su agua, puede variar el sabor de la cerveza. 

Por su parte, la malta es el cereal tras ser sometido al proceso de malteado con el que se consigue activar las enzimas del grano para convertir el almidón en azúcares. Dependiendo del malteado, puede variar el color y el aroma de la cerveza, siendo más o menos tostada. 

Cuando se mezcla la malta con el agua obtenemos el mosto de la cerveza, al que una vez filtrado se le añade la levadura. La levadura es la encargada de convertir los azúcares del mosto en alcohol. Existen diferentes tipos de levaduras, como la ale o la lager; mientras que la primera es de fermentación alta, la segunda es de fermentación baja. 

Por último, el lúpulo es el ingrediente que le aporta el sabor, ese amargor tan característico de la cerveza. El humulus lupulus en latín, es una planta aromática de la familia de las cannabáceas y se trata de la encargada, además del sabor, del aroma a la cerveza. Tiene propiedades conservantes. 

Las flores femeninas del lúpulo

El lúpulo, humulus lupulus en latín, es una planta de la familia de las cannabáceas, es decir, de la misma que el Cannabis, y que en su origen se utilizaba como conservante para alargar la vida de la cerveza, aunque el olor y el sabor que aporta se ha convertido en una característica esencial de este tipo de bebida. 

Para la elaboración de este caldo se utilizan exclusivamente las flores femeninas, que se agrupan en conos donde encierran una resina amarilla llamada lupulina, cuyos ácidos aportan el amargor a la cerveza.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento