Espinacas: propiedades, beneficios y tres formas de cocinarlas para que le guste a toda tu familia

Espinacas.
Espinacas.
bonchan / iStock
Espinacas.

Todos hemos querido ser tan fuertes como Popeye, y eso que el personaje de ficción no se escondía a la hora de revelar los secretos de su diera para conseguir tal energía y musculatura: las espinacas

Se trata de una verdura procedente de Oriente Medio que se introdujo en Europa entre los siglos XVI y XVII y que llegó a la península Ibérica de mano de los árabes. 

Además de por su sabor y su versatilidad en cocina, las espinacas son un alimento de lo más completo por la gran cantidad de minerales y vitaminas que aportan. 

Propiedades de las espinacas

Ya sean crudas, congeladas o cocidas, lo importante es tener siempre a mano espinacas para preparar en pocos minutos una receta deliciosa y muy saludable. 

Según la Fundación Española de la Nutrición, se trata de un alimento rico en proteínas, fibra, hierro, potasio, folatos, vitamina C, A, E y β-caroteno. El valor nutricional de las espinacas reside en su contenido en fibra y minerales, ya que las espinacas son una fuente fantástica de folatos, vitamina C y vitamina A y vitamina E.

Además, esta verdura es rica en β-caroteno, que se transforma en vitamina A en nuestro cuerpo. En cuanto a los minerales, el potasio y el hierro son los más destacados, aunque también es un alimento rico en fibra, lo que ayuda a nuestro aparato digestivo. 

Beneficios de comer espinacas

Además de facilitar nuestro tránsito intestinal, los folatos de las espinacas protegen nuestras células contra el daño oxidativo, por lo que ayudan a prevenir enfermedades y a paliar dolencias. 

Por su alto contenido de hierro, se trata de un alimento de lo más recomendado si tenemos anemia, de la misma manera que lo es si tenemos altos los valores de colesterol, ya que sus fibras impiden la absorción de colesterol y sus antioxidantes previenen la aterosclerosis.

El jugo de espinaca también está indicado para las personas que sufren hipertensión, además de tratarse de un alimento que cuida la vista, ya que la luteína y la zeaxantina ejercen una función antioxidante en las células del sistema ocular.  

Las propiedades antioxidantes de las espinacas también actúan contra el envejecimiento, ya que la vitamina E protege del daño solar, además de ser un alimento apto y de lo más recomendado para consumir durante el embarazo su ácido fólico y sus capacidades para controlar la anemia. 

Tres recetas para toda la familia

Desde en frescas en ensalada hasta en potaje, maneras de comer espinacas existen prácticamente infinitas, y puedes conseguir deliciosos platos que conquisten los paladares incluso de quienes han odiado siempre las espinacas. 

Tortilla de espinacas, espinacas con garbanzos, espinacas con gambas, espinacas con bechamel, espinacas en crema... si quieres una manera más divertida de comer esta verdura, toma nota de estas tres recetas. 

Si tú también tienes al típico familiar o amigo al que no hay manera de hacerle probar las espinacas porque no es muy amigo del verde, toma nota de cómo elaborar este plato de malfatti de espinacas y queso ricotta con salsa de tomate con el que conseguirás abrirte todas las puertas. Bueno, bonito y barato.

Otra deliciosa receta que puedes elaborar con espinacas para convertirte en el perfecto anfitrión cuando de celebrar algo importante se trata es este hojaldre de espinacas, setas y frutos secos. Una receta fácil y de lo más vistosa. 

¿A quién no le gusta la lasaña? Y si puede ser casera, fácil y rápida de preparar, mejor que mejor. Toma nota de cómo preparar esta receta de lasaña de queso de cabra y espinacas al microondas en pocos minutos. 

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las mejores novedades para disfrutar al máximo del placer de comer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento