Logo del sitio

Tres trucos para calcular la cantidad exacta de una ración de pasta

Pasta
Pasta
Pixabay

A pesar de ser uno de los platos emblemáticos de la gastronomía italiana, la popularidad de la pasta se ha extendido a lo largo y ancho del planeta para conquistar todos los paladares. Desde los más pequeños de la casa hasta aquellos que tienen el morro muy fino son amantes de este plato, y saber preparar una buena pasta es un auténtico arte. 

Y si saber cocinarla al dente es todo un arte, saber medir las cantidades no se queda atrás. Poco se habla de la dificultad de hacer pasta una una sola persona y, no preparar un tanque para una semana o quedarte corto y con hambre. 

Los hay quienes prefieren medir en vasos, en tazas, en platos o en puñados. Aunque, obviamente, la cantidad va a depender de toda aquella pasta que seas -o no- capaz de comer, escoger una ración universal es mucho más fácil de lo que crees. 

Cuidado, que la medida es en seco

Habitualmente hacemos más pasta de la cuenta porque al echar un puñado de macarrones a la cazuela nos da la sensación de que nos hemos quedado cortos. En este momento tienes que recordar dos cosas: lo primero es que las raciones se hacen en seco, y por lo tanto, al cocer la pasta, la cantidad aumenta, y lo segundo es que, normalmente a esa pasta le vas a añadir otros ingredientes, por lo que la ración va a ser mayor. 

Con verduras, con carne picada, con choricito, con marisco... la pasta es ese ingrediente que acepta todo lo que le quieras echar. Desde salsas a sofritos y salteados, no hay acompañamiento que se le resista a este plato típico italiano. 

Tienes que tener en cuenta con qué vas a acompañar tu pasta. Si por ejemplo lo vas a hacer con algún tipo de proteínas como carne picada o unos pedazos de pollo, o si la receta lleva abundancia de verduras, es posible que la mitad del plato no vaya en la pasta. Si vas a preparar un plato más sencillo como con cualquier tipo de salsa donde el ingrediente principal es la pasta, el peso de la cantidad lo lleva este ingrediente, claramente. 

Tres trucos para encontrar la medida

Una de las maneras más sencillas de conseguir la cantidad de una ración es utilizando un plato. Y no, no es tan fácil como echar en un plato el volumen de pasta que consideras y añadirlo a la cazuela, porque entonces vas a tener más pasta de la cuenta. 

Tienes que tener en cuenta que un plato de pasta en seco equivale a dos raciones de pasta cocida. Con lo cual, partiendo de esa medida, comienza a echar cálculos. Si vas a cocinar solo para ti, echa en un plato lo que correspondería a la mitad de una ración en seco. Si es para dos, el plato completo, para tres plato y medio...

Además del plato, otra opción es utilizar un vaso de medida estándar. En este caso, si llenamos un vaso de pasta vacía, esta porción equivaldría a una ración de pasta cocida, por lo que antes de echar a lo loco en la cazuela, vuelca en un vaso para tener en cuenta las raciones. 

Y otro de los clásicos de las mediciones son puñados. Menos precioso pero más socorrido de las anteriores medidas. Si se trata de un extraño caso en el que no tienes cerca ni un vaso ni un plato, que no cunda el pánico. Si se trata de pasta pequeña puedes hacer un cuenco con tus manos y conseguir así lo que sería una ración, mientras que si lo que pretendes cocinar son espaguetis, une tu dedo pulgar al índice y el hueco que queda en medio es la proporción de espaguetis que debes echar a la cazuela. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento