'El inocente': Explicación del final de la miniserie de Netflix con Mario Casas

Nadie es tan inocente como parece en 'El inocente', y eso incluye la resolución de su final.
El inocente
El inocente
Cinemanía | JulioVergne.

Cualquiera que conozca la carrera cinematográfica del director Oriol Paulo o la obra literaria del escritor Harlan Coben puede esperarse que El inocente, la adaptación a cargo del primero de una novela del segundo, sea un auténtico festival de sorpresas y giros de guion. En efecto, así es.

La miniserie de Netflix es un no parar de revelaciones sorprendentes y cambios de rumbo que te hacen replantearte todo lo que pensabas anteriormente de sus personajes protagonistas, encarnados por Mario Casas, Aura Garrido, Alexandra Jiménez, Jose Coronado, Martina Gusman, Juana Acosta, Susi Sánchez, Miki Esparbé, Oriol Vila, Anna Alarcón o Josean Bengoetxea en un reparto coral de dimensiones kilométricas donde nadie es quien parece. Y, sobre todo, nadie es tan inocente como parecía en un primer momento.

En CINEMANÍA ya hemos desgranado una a una las mayores revelaciones y giros de guion que esconde El inocente, así que ahora vamos a centrarnos exactamente en su desenlace. Por supuesto, con vía libre de SPOILERS como puedes imaginar si has entrado aquí buscando saber cómo acaba la serie.

Cómo acaba 'El inocente'

El octavo episodio de El inocente, que es el final de la serie, llega después de un vendaval de revelaciones locas en el capítulo anterior. El relato de este episodio parece centrarse en la historia de Jaime Vera (interpretado por Gonzalo de Castro), padre del fallecido Dani por cuya muerte Mateo Vidal (Mario Casas) acabó en la cárcel. 

Jaime nunca ha podido olvidar aquello y fue quien puso en marcha mecanismos para destruir a Mat, contratando por su cuenta a Gallardo (Santi Pons) y Sáez (Xavi Sáez) para chantajearla fingiendo que Olivia (Aura Garruido) le era infiel.

No obstante esa, no es la última revelación del final de El inocente. La serie aguanta hasta sus últimos compases para resolver una incógnita planteada desde el principio. ¿Mató realmente Mat al recluso Manuel Romero que cayó hasta su muerte en el patio de su módulo en prisión durante una pelea con él mientras cumplía su condena por el homicidio involuntario de Daniel Vera? 

"No necesitas nada más para ser feliz... Bueno, quizás enterrar algo en tu mente", es lo último que murmura la voz en off de la mente de Mat mientras recuerda lo ocurrido exactamente durante aquella pelea carcelaria. Después de la primera dosis de golpes, parece que Mat y su agresor se van a separar, hasta que... Manuel vuelve a la carga, Mat lo agarra y lo lanza por encima de la barandilla para que caiga al vacío. Un acto completamente consciente. 

¿Significa eso que la auténtica naturaleza de Mat es la de un asesino, como sostenía Jaime Vera? Cada espectador tendrá que reflexionar sobre ello; igual que Mat lleva haciendo desde entonces.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento