La impresionante cascada de 50 metros de altura en Cantabria a la que se puede llegar con una ruta de senderismo

El salto de agua es uno de los paisajes más bonitos de los Valles Pasiegos y podremos llegar hasta él con un recorrido de solo 3 kilómetros.
Churrón de Agualto.
Churrón de Agualto.
iStock
Churrón de Agualto.

A pesar de que Cantabria es una de las comunidades autónomas más pequeñas de España, sus atractivos naturales son enormes. En este territorio podemos encontrar espectaculares paisajes (y muy diferentes entre ellos), que nos dejarán sin aliento. El desfiladero de La Hermida, el más grande del país; el Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón; la preciosa playa de La Arnía con sus piscinas naturales, y por supuesto, los imponentes Picos de Europa son solo algunos ejemplos.

Otro sorprendente enclave es el nacimiento del río Pas, donde se precipita el conocido como Churrón de Agualto, una cascada que alcanza los 50 metros de altura. Además, llegar hasta aquí es posible gracias a una ruta de senderismo.

Ruta al Churrón de Agualto

El río Pas serpentea a lo largo de 61 kilómetros hasta desembocar en el cantábrico. Su nacimiento lo encontramos en varios arroyos en las estribaciones de la montaña de Castro Valnera que van reuniendo sus aguas hasta convertirse en el impresionante Churrón de Agualto, uno de los lugares más bonitos de los Valles Pasiegos.

Churrón de Agualto.
Churrón de Agualto.
Azahara Marcos De Leon

Para conocer este paisaje, debemos dirigirnos al pueblo de Pandillo, en el municipio de Vega de Pas. Desde aquí parte una ruta de 3 kilómetros (más 3 km de vuelta) de dificultad moderada que podemos completar en unas 2 horas y media. Las mejores épocas para hacerlas son primavera y otoño, ya que en invierno la zona está nevada y a finales de verano es posible que la cascada lleve poca agua y no sea tan impresionante.

Así, desde Pandillo empezamos a caminar y nos dirigimos hacia un puente de piedra en el cruce de los arroyos Pandillo y Lelsa. Seguiremos andando por el interior de un bosque hasta llegar a un desvío que tendremos que tomar hacia la derecha y nos llevará a otro puente de piedra. El recorrido sigue por el lado izquierdo del arroyo y poco a poco va ganando altura.

Churrón de Agualto.
Churrón de Agualto.
Getty Images/iStockphoto

El último tramo de los 3 km es el más difícil, ya que el desnivel se hace más pronunciado. Ya casi al final dejamos atrás los árboles y se abre ante nosotros la espectacularidad de los Valles Pasiegos, llegando por fin a la base del Churrón de Agualto. Esta cascada deja caer sus aguas desde 50 metros de altura en una ruptura geológica cubierta de vegetación de tonos verdes u ocres dependiendo de la época del año.

Después de descansar, maravillarnos con el salto de agua desde diferentes perspectivas y tomar algunas fotografías para el recuerdo, tan solo tenemos que volver sobre nuestros pasos para regresar a la villa de Pandillo.

Cómo llegar a Pandillo

El trayecto en coche entre Santander y Pandillo es de poco más de una hora por la N-623.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento