"Slow Travel": Cataluña presenta un Grand Tour en coche para disfrutar, despacio, de todas sus maravillas

Grand Tour Cataluña
Disfrutar, con calma, despacio, la naturaleza, la gastronomía y el patrimonio cultural de las cuatro provincias catalanas durante varios días.
20minutos

Desde el mar Mediterráneo hasta los Pirineos, del surrealismo de Dalí al modernismo de Gaudí pasando por los monasterios de Montserrat y Poblet, las selectas bodegas del Priorat y los arrozales del delta del Ebro, el itinerario propuesto por el Grand Tour de Cataluña ofrece un road trip con más de 400 propuestas de actividades repartidas a lo largo de más de 2.000 kilómetros de ruta para descubrir y disfrutar, con calma, despacio, la naturaleza, la gastronomía y el patrimonio cultural de las cuatro provincias catalanas durante varios días. 

El itinerario, una vuelta automovilística por etapas, se realiza en vehículo particular y recorre Barcelona, Tarragona, el Delta de l’Ebre, los Pirineos, la Val d’Aran, la Seu d’Urgell, la zona volcánica de la Garrotxa, Figueras o el Montseny, entre otros puntos y lugares de interés.

En la presentación de esta ruta a los medios, el director de la Agencia Catalana de Turismo, David Font, señaló que “el Grand Tour de Cataluña representa el modelo turístico sostenible que queremos para el futuro: un turismo distribuido de forma equilibrada por todo el territorio, diversificado y de calidad, apto para descubrir nuestro destino durante todo el año”. Este nuevo producto turístico ha sido desarrollado en colaboración con los patronatos de turismo de las diferentes diputaciones y con el acompañamiento del sector privado con el objetivo, destaca Font, de “promover el conocimiento del territorio y potenciar los productos de proximidad y el respeto por el medio ambiente y la accesibilidad”.

Monasterio de Santa María de Montserrat, en la comarca del Bagès (Barcelona).
Monasterio de Santa María de Montserrat, en la comarca del Bagès (Barcelona).
Miquel Pons

“Road trip” con sabor catalán

Este “road trip a la catalana” combina los destinos urbanos con la diversidad rural y natural del territorio, desde la costa mediterránea hasta los Pirineos, además de mostrar el legado de grandes genios del arte como Antonio Gaudí y Salvador Dalí. La aventura completa, que puede llevar varias semanas, se ha configurado con salida desde Barcelona con rumbo hacia Tarragona, recorriendo Montserrat, el patrimonio de Solsona y los viñedos y las bodegas del Penedès, así como los principales iconos del Garraf y la familiar Costa Daurada. La ruta sigue hasta el Delta de l’Ebre, la zona húmeda más grande de Cataluña, para después subir hacia Lleida, pasando antes por la Terra Alta y el Priorat, paraíso del buen vino.

La capital leridana es el punto de partida para llegar a los Pirineos, atravesando los verdes paisajes de la Val d’Aran y sin dejar de visitar las iglesias románicas de la Vall de Boí. Los parajes naturales del Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio y el río Noguera-Pallaresa hacen que el camino a la Seu d’Urgell se convierta en una aventura paisajística. Desde aquí la ruta se adentra por pueblos medievales y la singular zona volcánica de la Garrotxa. 

Las carreteras conducirán luego hacia el mar, a la Costa Brava, donde Figueres y la obra de Dalí dan la bienvenida a un recorrido por villas marineras y medievales del interior. El Montseny y los bosques frondosos del Collsacabra dan el contrapunto al camino de llegada a Barcelona, haciendo una parada por las playas y las casas de los indianos de Costa Barcelona.

Experiencias a la carta 

El Grand Tour de Catalunya ofrece la posibilidad de realizarlo completo o por tramos que se podrán recorrer en 5-7 días a través de diferentes etapas que proponen visitas relacionadas con la cultura, la naturaleza y la enogastronomía. Es recomendable que el viajero organice y reserve previamente su alojamiento durante los tramos, así como las paradas de avituallamiento, que marcarán la distancia a recorrer cada día y las paradas y visitas a realizar. No hay alojamientos y restaurantes adscritos a la ruta. Estos son los cinco tramos recomendados por el Grand Tour:

Tramo 1: Barcelona – Tarragona (462 km - 6 etapas)

Anfiteatro romano de Tarragona, construido en el siglo II.
Anfiteatro romano de Tarragona, construido en el siglo II.
Rafa Esteve

El punto de partida de esta ruta será la ciudad de Barcelona y su legado modernista para llegar después hasta la Tarragona romana. Por el camino, las paradas propuestas son la montaña de Montserrat, Cardona y su castillo, el patrimonio histórico-artístico de Solsona, los paisajes de viñedos y las bodegas del Penedès, el encanto de Sitges y el legado musical de Pau Casals en El Vendrell hasta llegar a las playas del Garraf y el norte de la Costa Daurada, ideal para disfrutar de sus playas si el recorrido se realiza en verano.

Tramo 2: Tarragona – Lleida (418 km – 7 etapas)

Claustro del monasterio de Poblet, prototipo de abadía cisterciense.
Claustro del monasterio de Poblet, prototipo de abadía cisterciense.
Thomas Kaffenberg

De la Tarraco romana partirá este tramo que seguirá el litoral de la Costa Daurada, entre olivos milenarios y viñedos, pasando por los húmedos paisajes del Delta de l’Ebre. La cocina marinera de Cambrils, las catedrales del vino de la Terra Alta, las bodegas modernistas del Priorat y los impresionantes monasterios de la Ruta del Cister, como el de Poblet, serán sus principales atractivos hasta llegar a Lleida.

Tramo 3: Lleida – La Seu d’Urgell (357 km – 5 etapas)

Lago Monestero en el Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio.
Lago Monestero en el Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio.
Néstor Martínez

De Lleida y su icónica Seu Vella, la ruta saldrá de la llanura para llegar al encuentro de los Pirineos de Cataluña. La Val d'Aran, los pequeños pueblos medievales, el cielo estrellado del Montsec y el conjunto de iglesias románicas de la Vall de Boí se convertirán en compañeros de viaje. Un tramo esencial para los amantes del turismo activo en naturaleza, que podrán practicar senderismo por el Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio y dar rienda suelta a su adrenalina con el rafting en el río Noguera Pallaresa antes de llegar a La Seu d’Urgell.

Tramo 4: La Seu d’Urgell – Figueres (357 km – 5 etapas)

Teatro-Museo Dalí en Figueres (Gerona), parada imprescindible en el Grand Tour.
Teatro-Museo Dalí en Figueres (Gerona), parada imprescindible en el Grand Tour.
Luidger

Del encanto medieval de La Seu d’Urgell el camino toma rumbo al este de Cataluña bordeando el Parque Natural del Cadí Moixeró. La ruta pasa por el Monasterio de Santa María de Ripoll y su fachada con escenas bíblicas (conocida como “la Biblia en piedra”), por la zona volcánica de La Garrotxa (cuarenta volcanes) y por Santa Pau y sus conocidos “fèsols” (alubias) hasta llegar a Figueres para entrar en contacto con el genial universo surrealista de Salvador Dalí.

Tramo 5: Figueres – Barcelona (525 km – 7 etapas)

Cala cercana al pueblo pesquero de Palamós, en la Costa Brava.
Cala cercana al pueblo pesquero de Palamós, en la Costa Brava.
Juan Montje

Desde Figueres, este tramo sigue hasta Cadaqués y el Cabo de Creus y continúa por la bella Costa Brava, llena de villas marineras con sus Caminos de Ronda y puertos pesqueros con el encanto, como el de Palamós, famoso por el sabor único de sus gambas. Pueblos medievales como Peratallada permitirán un descanso a medio camino antes de atravesar el macizo del Montseny y hacer una parada en las playas familiares y los pueblos de pescadores de Costa Barcelona. El punto final del trayecto llega de nuevo a Barcelona capital, en un tramo que transporta al viajero desde el surrealismo hacia el modernismo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento