Una de las playas más bonitas del mundo: aguas turquesas entre acantilados y restos de un barco en la arena

Playa de Navagio.
Playa de Navagio.
iStock
Playa de Navagio.

Pocos lugares hay en el mundo como la espectacular playa de Navagio. Este arenal se esconde entre grandes acantilados en la isla griega de Zante, en la costa oeste del país, y espera a los visitantes con su arena blanca, sus aguas de un impresionante color azul y un elemento realmente sorprendente: los restos de un barco encallado en el propio suelo de la playa.

Una cala solitaria a la que solo se llega por mar

No hay duda de que la playa más famosa de la isla de Zante (o Zakynthos) es la de Navagio. Esta se encuentra en la costa noroeste de la ínsula, cerca del pueblo de Anafonitria, y se presenta como una pequeña cala de arena blanca y ambiente aislado. El paisaje está marcado por sus enormes acantilados de piedra caliza, a lo que se suma la arena blanca y el agua cristalina.

Playa de Navagio.
Playa de Navagio.
rusmor

Este lugar atrae a miles de visitantes cada año y es que en ella no solo podremos relajarnos y disfrutar bajo el sol, sino que los turistas también podrán practicar deportes extremos. Por ejemplo, los saltos en paracaídas son muy populares, y es que disfrutar de una panorámica de la playa a vista de pájaro es una experiencia realmente espectacular.

También podremos contemplar unas maravillosas vistas desde lo alto de los acantilados, donde encontraremos un mirador. Eso sí, desde ahí no se puede acceder a la playa, ya que solo se puede llegar en barco.

Un navío sobre la arena

Además de la belleza del paisaje natural, los turistas llegan atraídos por el colosal barco que descansa sobre la arena, el Freightliner MV Panagiotis. El origen de esta nave encallada se remonta a 1937, cuando fue construida por Scott & Sons en la ciudad de Bowling, en Escocia.

Playa de Navagio.
Playa de Navagio.
Getty Images/iStockphoto

Sin embargo, la historia de cómo quedo encallado en la playa griega no está del todo clara. Una teoría apunta a que durante los últimos años de su vida, el barco se utilizó para el contrabando. Se dice que en los años 80, el Panagiotis se dirigía a Italia con un cargamento de cigarrillos cuando empezó a ser perseguido por las autoridades griegas. 

Fue entonces cuando encalló en la playa de Navagio debido al mal tiempo y los tripulantes abandonaron la nave para escapar de la justicia. Así, llega a día de hoy el casco oxidado y erosionado que se ha convertido en una curiosa atracción turística.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento