La montaña artificial en pleno centro de Madrid con túneles y bóvedas en el interior

Esta atracción turística abre al público después de estar veinte años cerrada. Ahora, acoge una exposición temporal en el espacio interior sobre su curiosa historia.
Montaña de los Gatos.
Montaña de los Gatos.
FELIPE NOMBELA
Montaña de los Gatos.

La ciudad de Madrid nunca dejará de sorprendernos. Veinte años después de su cierre, ha reabierto al público una de las atracciones turísticas más curiosas de la capital: la Montaña de los Gatos. Se trata de una montaña artificial ubicada en el icónico parque de El Retiro, data del siglo XIX y en su interior esconde desde galerías y túneles hasta una impresionante sala abovedada abierta por un óculo. Así, es una visita imperdible para todo aquel que busque un plan diferente y único.

Un capricho del rey Fernando VII

Después de haber permanecido cerrado durante dos décadas, podremos volver a disfrutar de una de las atracciones históricas más populares de los Jardines del Buen Retiro. La Montaña del los Gatos fue levantada en el siglo XIX como un capricho del rey Fernando VII; concretamente sus obras dieron inicio en el año 1817 y en ese entonces el parque era de uso exclusivo de la familia real.

"Esta construcción fue bautizada por los madrileños de la época de diferentes formas, como la Montaña Rusa; El Tintero, por la forma que tenía vista desde lejos, o de los Gatos, ya que durante un tiempo era el lugar en el que la gente se deshacía de sus gatos convirtiéndose en hogar de los felinos callejeros", explican desde el Ayuntamiento de Madrid. Finalmente, ha llegado hasta nuestros días ese último nombre.

Exterior de la Montaña de los Gatos.
Exterior de la Montaña de los Gatos.
FELIPE NOMBELA

Senderos, estanques y cascadas

La Montaña de Los Gatos se extiende desde la esquina noreste de los jardines, en la entrada de la Puerta de O'Donnell, hasta los parterres de alrededor y la Casita del Pescador. Después de ser propiedad de la familia real, este espacio se usó como sala de exposiciones hasta 2004, cuando cerró sus puertas.

Con ocho meses de trabajos de restauración a sus espaldas, los visitantes podrán disfrutar de nuevo de esta curiosa atracción. En la parte exterior podremos disfrutar de su zona ajardinada, así como de los pequeños senderos que ascienden a la parte superior, sus estanques y sus tres cascadas artificiales. Y una vez que entremos en el interior, las sorpresas no acaban.

Montaña de los Gatos.
Montaña de los Gatos.
Ayuntamiento de Madrid

Sorpresas en el interior

Dentro de la montaña nos espera un espacio abovedado de planta circular abierto en el techo con un óculo. De aquí nace un conjunto de túneles y galerías abovedadas que nos adentra más en el interior de la construcción. Actualmente, la zona principal acoge una exposición temporal que nos permite conocer la historia de la Montaña de los Gatos y estará abierta al público de 11:00 a 13:00 h y de 18:00 a 20:00 h.

Además, durante las labores de restauración se han producido interesantes hallazgos arqueológicos. En concreto, "se ha encontrado un viaje de agua (el sistema utilizado hasta mediados del siglo XIX en Madrid para la distribución de agua a través de una red de galerías subterráneas) que conducía a una noria, anterior a la construcción del parque, cuyos restos arqueológicos van a quedar a la vista de los visitantes a través de una pantalla de cristal", detallan.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento