Cinco lugares únicos de Dublín que probablemente desconoces (y puedes visitar)

Iveagh Garden.
Iveagh Garden.
blightylad-infocus / iStock
Iveagh Garden.

La capital de Irlanda destaca por su casco antiguo lleno de iglesias, monumentos históricos, parques... Por ejemplo, no podemos perdernos las visitas al Trinity College, el Parque Saint Stephen's Green y la Catedral de San Patricio. Por otra parte, Dublín también tiene otros espacios secretos esperando ser descubiertos por los viajeros más curiosos.

Iveagh Garden

Iveagh Garden.
Iveagh Garden.
Faina Gurevich / iStock

Como un pequeño oasis en la ciudad, se extiende el escondido Iveagh Garden. Este jardín fue diseñado en 1865 y pasó de ser propiedad de un conde a albergar el esplendor del Palacio de Exposiciones de Dublín en 1865. Además de pasear por sus caminos y disfrutar de su ambiente tranquilo, también podemos visitar su laberinto de tejos, su rosaleda, sus fuentes y su espectacular cascada.

Momias de San Michan

Momias de la iglesia de San Michan.
Momias de la iglesia de San Michan.
James P. Walsh II / Flickr

La historia de la iglesia de San Michan se remonta a 1095, de modo que es una de las más antiguas de la ciudad. Desde el exterior, no llama mucho la atención por su austera decoración, sin embargo, al entrar nos toparemos con alguna que otra sorpresa. En sus entrañas, encontraremos varias criptas repletas de ataúdes donde descansan los restos momificados de antiguos habitantes de la ciudad. Por ejemplo, se conservan los restos de unos hermanos que dirigieron una rebelión en 1798 o de ladrones con una mano cortada.

Museo Nacional de los Leprechaun

Museo Nacional de los Leprechaun.
Museo Nacional de los Leprechaun.
Leprechaun Museum / Flickr

El Museo Nacional de los Leprechaun es un curioso espacio dedicado a la mitología y las leyendas de Irlanda. Los Leprechaun son una especie de duende, conocidos por ser los zapateros de las hadas, que forman parte del folclore irlandés. Entre las salas de este centro encontramos instalaciones tan curiosas como habitaciones con muebles gigantes donde sentirnos verdaderos Leprechaun, bosques frondosos y hasta un pozo de los deseos.

Cementerio de Glasnevin

Cementerio de Glasnevin.
Cementerio de Glasnevin.
Simon Roughneen / iStock

Aunque parezca extraño, merece totalmente la pena visitar el Cementerio de Glasnevin, el camposanto católico de Dublín. Este se sitúa junto al Jardín Botánico Nacional de Irlanda y en él encontraremos tumbas que son verdaderas obras de arte. Aquí están enterrados muchos personajes destacados de la historia de Irlanda, como el político, soldado y revolucionario Michael Collins o el expresidente Éamon de Valera. Además, también se puede visitar un museo con exposiciones interactivas sobre la historia del cementerio y la arquitectura de las tumbas.

Biblioteca de Marsh

La Biblioteca del Trinity College es una parada imprescindible en nuestra visita a Dublín, pero hay otra biblioteca, la de Marsh, que tampoco deberíamos perdernos. Esta es la más antigua de toda Irlanda y fue fundada por el arzobispo Narciso Marsh en 1701. El centro guarda unos 25.000 libros entre toda su colección, que se completa con mapas y manuscritos.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento