Logo del sitio

Un ordenador en España hace en un día lo que hasta ahora costaba 25 años

Albaicín ha multiplicado por 200 la velocidad de trabajo.
Albaicín ha multiplicado por 200 la velocidad de trabajo.
UGR

La Universidad de Granada (UGR) ha puesto en marcha un supercomputador llamado ‘Albaicín’. Una máquina de 822 teraflops de rendimiento. Un teraflops equivale a un millón de millones de operaciones por segundo.

Así lo ha anunciado la rectora de la UGR, Pilar Aranda, quien ha asegurado que, además, está a disposición de más de 125 grupos de investigación y 500 científicos de la misma y de otras universidades públicas de la Comunidad.

Este proyecto permitirá reducir el tiempo de espera de las investigaciones y ampliar las líneas de investigación que hasta ahora no podían llevarse a cabo.

“Llegaremos a ámbitos a los que antes nos era imposible. Y no solo la UGR, sino otras universidades andaluzas, porque queremos ser ejemplo de colaboración universitaria”, ha explicado la rectora.

El proceso de encender Albaicín ha supuesto una inversión de más de 1,2 millones de euros.

Albaicín no es la primera supercomputadora de la URG

No es el primer avance de este tipo que hace la UGR, ya que hace 30 años puso en marcha su propio servicio de computación, según ha argumentado la delegada de Universidad Digital y profesora de Arquitectura y Tecnología de Computadores, Begoña del Pino Prieto.

El avance tecnológico de Albaicín ha permitido un incremento de potencia significativo y la ha convertido en la tercera supercomputadora de la UGR.

Albaicín ha multiplicado por 200 la velocidad de trabajo con respecto a la primera de 2007 y por 20 en comparación con la segunda de 2013.

Jesús Rodríguez Puga, informático jefe del Servicio de Sistemas de Investigación y Supercomputación de la UGR, ha ejemplificado la capacidad de trabajo de Albaicín especificando que “los 9.520 núcleos son capaces de reducir a tan solo 24 horas procedimientos científicos de altísima complejidad que podrían llegar a durar 25 años”.

La investigadora de Física Atómica Molecular y Nuclear de la UGR, Blanca Biel, ha explicado que su trabajo en nanotecnología, “que se basa, en gran parte, en simulaciones de materiales de escala atómica, requiere de cálculos muy complejos que solamente pueden realizarse en máquinas con una gran potencia que hasta ahora tardaban tres y cuatro semanas en realizarse y que, con Albaicín, se podrán completar en menos de un día más o menos”.

Enrique Herrera, vicerrector de Investigación y Transferencia e investigador altamente citado en Ingeniería y Ciencia de computadores, opina que esta nueva infraestructura permitirá a la UGR afrontar los retos estratégicos que se han marcado y que, en este ámbito, son “convertir Granada y su universidad en sede de la Agencia Nacional Reguladora de Inteligencia Artificial, acoger el proyecto IFMIF-DONES y poner en marcha el Centro de Excelencia en Inteligencia Artificial AILab Granada, un proyecto conjunto de UGR e INDRA que busca llevar el abrir el uso de la inteligencia artificial al tejido empresarial”.

El vicerrector ha anunciado también que la puesta en marcha de Albaicín es un paso más en una estrategia en supercomputación que aspira a servir, no solo a grupos de investigación nacionales, sino también a “la trasferencia e innovación para dar soluciones de computación dedicada a problemas concretos de la sociedad”. “Con el tiempo”, ha concluido, “nos gustaría dar servicio de supercomputación también a las estrategias innovadoras que surjan en empresas o instituciones públicas que requieran de este tipo de supercomputadores”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento