Hacia un cable universal: los USB Power Delivery se actualizan y podrán cargar dispositivos más grandes

Estos USB-C de EPR serán compatibles con los dispositivos USB-PD existentes.
Estos USB-C de EPR serán compatibles con los dispositivos USB-PD existentes.
Tony Webster

Una futura actualización del estándar USB tipo C elevará la transferencia de energía de 100 vatios a 240 vatios en los USB Power Delivery (USB-PD). Esta nueva potencia máxima debería ser suficiente para cargar los portátiles más resistentes sin la necesidad un adaptador de corriente patentado.

Esta opción será la versión 2.1 de los USB-C, de los USB Implenters Forum (USB-IF) y la han denominado ‘Extended Power Range’ (EPR). El cable ha sido diseñado para que pueda manejar cinco amperios de ponencia de hasta 48 W, es decir, un total de 240 W. Asimismo, estos USB-C de EPR también serán compatibles con los dispositivos USB-PD ya existentes.

Para aprovechar las capacidades de este modelo en los aparatos USB-PD se deberán comprar los nuevos cables o esperar a que los fabricantes lo añadan con la compra de sus portátiles. Esto se debe a que los actuales cables de este tipo están creados para manejar solo hasta 100 W de potencia.

Por otro lado, la USB-IF informó en un documento que los cables USB-C que admitan EPR deberán estar “visiblemente identificados con elementos de identificación de cables EPR”. De este modo, se intentará evitar cualquier tipo de confusión.

Elevar el límite para USB-PD hasta los 240 W facilitará la fabricación de portátiles más grandes y potentes que no requieren cables de alimentación necesariamente patentados.

Por lo general, la mayoría de portátiles de 13 y 14 pulgadas, requieren menos de 100 vatios de potencia y, por lo tanto, a los fabricantes de estos dispositivos les bastaba con incluir un soporte para cargar a través de USB-PD.

Sin embargo, a la hora de tratar con portátiles de 15 a 17 pulgadas, sobre todo si eran diseñados especialmente para videojuegos, el consumo de energía se disparaba y los fabricantes se veían obligados a equipar sus sistemas con ladrillos de potencia con sus propias patentes. Un ejemplo es el Stealth 15m de MSI, que cuenta con una potencia de 150 W. Eso implica que la carga con un USB-PD era mucho más lenta que con el cargador patentado de MSI.

Esta nueva capacidad de 240 vatios será suficiente para desarrollar pantallas más grandes, impresoras, portátiles gamers y otros dispositivos sin la necesidad de depender de un cargador patentado.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento