Logo del sitio

Análisis Realme 8i: vistosidad y fluidez de 120 Hz para completar la serie 8

20Bits prueba el Realme 8i
20Bits prueba el Realme 8i
(20Bits)
Vídeo con review Realme 8i
Wochit
Valoración:

Las marcas de móviles buscan ofrecer variedad de opciones. Cada serie exhibe unos patrones y elementos comunes, línea dentro de la que cada modelo incide y potencia unos aspectos, tendencia más patente cuando todos los teléfonos se adscriben a la misma gama. El objetivo es que el usuario encuentre en el catálogo propio la conjugación que más le seduce. La serie 8 de Realme ejemplifica la tendencia, corroborada con la llegada de su último miembro, el Realme 8i, que en el marco de las especificaciones a buen precio pone el foco en la fluidez de su pantalla.

El Realme 8i, lanzado junto al muy económico Realme C11 2021, cuesta 199 euros en la versión de 4 GB + 64 GB y 219 euros en la de 4 GB + 128 GB. Un precio por el que se ubica en el mismo escalón de precio y nivel que el Realme 8 5G y el Realme 8 (con 4G). Por encima se encuentra el Realme 8 Pro, que implica un desembolso de 100 euros más.

Si, a grandes rasgos, el Realme 8 Pro destaca por su cámara de 108 MP, el Realme 8 5G por su conectividad y por su pantalla de 90 Hz, y el Realme 8 por su cámara de 64 MP y su panel, el Realme 8i se convierte en el único de la familia con tasa de refresco de hasta 120 Hz. Un rasgo que potencia la experiencia de visualización y que motiva que hacer scroll desprenda agrado.

En los ajustes puede optarse por la frecuencia de actualización alta (120 Hz), que tiene la contrapartida del mayor consumo de batería, por la normal (60 Hz) y por la automática, por la que el sistema elige la tasa más adecuada según el tipo de aplicación, algo interesante en términos de ahorro de energía. El Realme 8i contempla seis niveles de frecuencia de actualización: 30 Hz, 48 Hz, 50 Hz, 60 Hz, 90 Hz y 120 Hz.

Pantalla de 6,6 pulgadas

La pantalla de 6,6 pulgadas del Realme 8i
La pantalla de 6,6 pulgadas del Realme 8i
(20Bits)

Este smartphone luce asimismo la mayor pantalla de la serie: 6,6 pulgadas. Un tamaño que, sin que se lleve mucho con los paneles de sus hermanos (6,5 y 6,4 pulgadas), contribuye a la sugerencia. Estos detalles motivan que el fabricante rebaje otras cuestiones y que por ejemplo la pantalla sea de tipo LCD y no una Super Amoled como las del Realme 8 Pro y el Realme 8.

La trasera del Realme 8i
La trasera del Realme 8i con sus brillos y reflejos
(20Bits)

En cuanto a diseño, mantiene la esencia vistosa y juvenil de Realme. Llega en dos colores, Negro Espacial y Violeta Espacial, con el segundo (el que ha probado 20Bits) con una especial carga seductora debido al brillo y los reflejos con dicha tonalidad. El habitual acabado mate gusta aunque como se sabe implique que la trasera se ensucie con bastante facilidad. Dentro de su comodidad pesa 194 gramos (el que más de la familia) y tiene 8,5 mm de grosor, en lo que coincide con el Realme 8 5G.

A pesar de que no se trata de un alcance atípico, llama la atención que la cámara principal ofrezca 50 MP, un poco por encima de los 48 MP tan recurrentes en el rango medio. Se acompaña de una cámara macro de 2 MP y de una de retrato en blanco y negro de 2 MP, composición secundaria que resulta algo escasa. No obstante, como es habitual en Realme, el dispositivo depara resultados de fotografía y vídeo más que satisfactorios.

No dispone de resolución 4K, si bien no faltan imprescindibles como el Modo Noche, el Modo Retrato, el HDR y la mejora de escena gracias a la IA además de funciones siempre curiosas como el Vídeo de Vista Dual, con el que la cámara trasera y la frontal graban a la vez. El sensor para selfis, en la esquina superior izquierda del panel, se rige por los 16 MP.

Al igual que el Realme 8 y el Realme 8 5G, el Realme 8i, con conectividad 4G, integra un procesador MediaTek, en este caso el Helio G96. Su predecesor, el Realme 7i, se fundamenta en el Helio G85. En cambio, el modelo previo le gana en batería con 6.000 mAh frente a 5.000 mAh, por otro lado la capacidad más extendida. De hecho, supone uno de los puntos en común con los dos hermanos citados. Este valor asegura una buena autonomía y posee más recorrido que lo ofrecido en cuanto a la carga rápida, de unos modestos 18W.

La interfaz Realme UI 2.0 (Android 11) garantiza asimismo la fluidez, a la que en otro ámbito remite la denominada Expansión Dinámica de RAM (solo en la versión de 4 GB + 128 GB). Contempla la tecnología NFC y la ampliación del almacenamiento interno vía microSD (hasta 256 GB) y respeta la toma de auriculares de 3,5 mm. Ubicado en el lateral, el sensor de huella dactilar funciona con sugestiva rapidez.

El Realme 8i, con su caja
El Realme 8i, con su caja
(20Bits)
Ficha técnica del Realme 8i (aspectos básicos):

  • Pantalla: LCD 6,6 pulgadas con tasa de refresco 120 Hz, resolución FHD+
  • Procesador: MediaTek Helio G96
  • Configuración: 4 GB + 64 GB / 4 GB + 128 GB
  • ​Cámaras traseras: 50 MP + blanco y negro 2 MP + macro 2 MP
  • Cámara frontal: 16 MP
  • Batería: 5.000 mAh con carga rápida de 18W
  • Conectividad: 4G
  • Sistema operativo: Android 11 según Realme UI 2.0
  • Otros elementos: Dos nanoSIM, microSD, sensor de huella dactilar en el lateral, toma de auriculares, Expansión Dinámica de RAM (4 GB + 128 GB), NFC
  • Peso: 194 gramos
  • Precio: 199 ó 219 euros

PUNTUACIÓN 20BITS: 7,5/10

  • Lo mejor: la pantalla fluida y el vistoso diseño.

    ​Lo peor: que no haya apostado por una mayor carga rápida.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento