Logo del sitio

WhatsApp tendrá que rendir cuentas ante la UE sobre lo que hace con tus datos

WhatsApp tiene que explicar si utiliza los datos personales para fines comerciales, entre otras cuestiones.
WhatsApp tiene que explicar si utiliza los datos personales para fines comerciales, entre otras cuestiones.
Pexels

La Comisión Europea ha pedido explicaciones a WhatsApp por los cambios que introdujo el pasado año en los términos de servicio y su política de privacidad.

El objetivo del organismo europeo es garantizar que la aplicación cumple con las reglas de la Unión Europea en materia de protección de datos y que sus usuarios conocen el uso que la compañía da a estos.

El plazo que tiene la compañía para responder de manera formal ante la Comisión Europea y la Red Europea de Autoridades Nacionales de Consumo (CPC) es de un mes.

De lo contrario se le podrían aplicar distintas sanciones, siguiendo la Ley de Protección al Consumidor europea.

"WhatsApp debe garantizar que sus usuarios entienden a qué dan su acuerdo y de qué modo se usan sus datos personales, en especial, cuando son compartidos con socios empresariales", ha indicado en un comunicado el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, tras firmar la carta formal que da inicio al "diálogo oficial" con la compañía.

El comisario ha insistido en la obligación de cumplir "plenamente" con las normas de la Unión Europea en materia de protección del consumidor y de protección de datos, quien ha confirmado que da a la aplicación de mensajería "hasta finales de febrero" para responder a las preocupaciones del Ejecutivo comunitario.

El proceso lo han puesto en marcha la Comisión y la Red Europea, bajo el liderato de la Agencia suiza de Consumo, en respuesta a una alerta de la Organización Europea del Consumidor (BEUC) por las dudas sobre las garantías de la política de privacidad que ofrece la compañía.

En concreto, las explicaciones tienen que ver con la información que ofrece a sus usuarios y si es "suficientemente clara" sobre las consecuencias de aceptar o rechazar los nuevos términos del servicio de mensajería que ofrece y la legitimidad de las notificaciones que animan al cliente a aceptar las nuevas condiciones.

Las autoridades europeas también quieren saber si los usuarios de WhatsApp tienen oportunidad de familiarizarse de manera oportuna con las nuevas condiciones antes de dar su consentimiento. Otra cuestión que preocupa a Bruselas es el intercambio de datos personales en posesión de WhatsApp con Facebook u otros socios.

En conclusión, WhatsApp tiene que explicar si utiliza los datos personales para fines comerciales y si los consumidores entienden cómo se comparten estos datos con otras empresas de Facebook/Meta o terceros.

Un tema que también tienen que abordar es cómo garantiza WhatsApp que los consumidores pueden rechazar los nuevos términos. Aunque desde WhatsApp aseguraron que no iban a limitar las funciones a quienes no aceptasen su nueva política de privacidad, los usuarios siguen recibiendo notificaciones persistentes solicitando que acepten los cambios.

Así pues, WhatsApp debe concretar qué medidas tomará con aquellos consumidores que hayan aceptado los términos de servicio "bajo la falsa presunción de que esto era necesario para poder seguir usando la aplicación". Es decir, aquellos usuarios que realmente no querían aceptarlas, pero podrían haber sido sugestionados a ello.

Europa quiere que las empresas tecnológicas sean claras y, incluso para aquellos más acostumbrados a la tecnología, en ocasiones, es difícil entender para los usuarios qué ha cambiado.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento