Científicos estadounidenses logran explorar la actividad cerebral de forma remota en un grupo de pacientes

Los electrodos implantados transmiten los datos registrados a un dispositivo de bolsillo que lleva el paciente.
Los electrodos implantados transmiten los datos registrados a un dispositivo de bolsillo que lleva el paciente.
UCSF

Un grupo de científicos de la Universidad de California han sido capaces de registrar la actividad cerebral de las personas de manera inalámbrica para permitir una investigación mejorada sobre el funcionamiento interno del cerebro. Aunque a algunas personas les preocupe la monitorización cerebral continua por problemas de privacidad, se trata de un gran avance.

La última investigación publicada en Nature Biotechnology demuestra que se pueden realizar seguimientos durante periodos largos de tiempo, teniendo en cuenta que se necesita una conexión inalámbrica a Internet cercana.

La estimulación del cerebro se produce cuando las señales eléctricas se envían a través de electrodos implantados de manera quirúrgica, ya que están conectados a un dispositivo que está implantado debajo del pecho. Este mecanismo podría ayudar a tratar algunos síntomas, debido a que la estimulación cerebral profunda ha tenido aceptación en un grupo de personas con Párkinson.

Estos pacientes con trastornos del movimiento se sometieron a una estimulación con un dispositivo diseñado para comunicarse a través de radiofrecuencias con otro mecanismo usado externamente, después, la actividad cerebral se transmitió mediante Bluetooth a una tablet para que los datos se cargaran en la nube diseñada por la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud.

El estudio podría ser una terapia para mejorar la calidad de vida de muchos pacientes, sin embargo, los científicos quieren terminar de perfeccionar su efectividad para ajustar los tratamientos y enviar estimulaciones cuando sean necesarias.

Philip Starr, autor del estudio e investigador de la Universidad de California, afirmó en un comunicado publicado por los Institutos Nacionales de Salud que “podemos realizar grabaciones de todo el cerebro durante un largo período de tiempo mientras las personas continúan con su vida diaria”.

Como hemos mencionado al principio de la noticia, existe un porcentaje de los pacientes que les preocupa su intimidad. Starr añade que “los pacientes se pueden sentir libres de quitarse los dispositivos portátiles y apagar sus grabaciones cerebrales cada vez que realicen actividades que les gustaría mantener en privado”.

Si este proyecto alcanza un éxito pleno, algún día podría ayudar a identificar las enfermedades neurológicas para permitir un tratamiento personalizado acorde a los resultados. Además, a los científicos les ayudaría para comprender el funcionamiento del cerebro.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento