Logo del sitio

Relativity Space muestra por fin su Terran-R, su cohete reusable 100% con el que quiere competir con SpaceX

El director ejecutivo y cofundador de la compañía Tim Ellis asegura que Terran-R será capaz de cargar 20 toneladas.
El director ejecutivo y cofundador de la compañía Tim Ellis asegura que Terran-R será capaz de cargar 20 toneladas.
Relativity Space

La compañía estadounidense de fabricación aeroespacial Relativity Space ha anunciado este martes que ha recaudado 650 millones de dólares. Este dinero será útil para acelerar el trabajo de su tecnología de impresión 3D de cohetes grandes y reutilizables.

Tim Ellis, el director ejecutivo de la empresa ha señalado que este dinero hará posible que el desarrollo de su vehículo de lanzamiento ‘Terran-R’ llegue antes de lo que se esperaba.

Este cohete orbital, que tendrá más o menos el mismo tamaño que el Falcon 9 de SpaceX, será completamente reutilizable (en su primera y segunda etapa). Además, será capaz de cargar hasta 20 toneladas a la órbita baja de la Tierra, aproximadamente un 20% más que un propulsor Falcon 9.

Ellis ha asegurado que Relativity Space aspira a superar el rendimiento del cohete Falcon 9. Con respecto a SpaceX ha destacado lo siguiente: “Lo que seguimos escuchando de los clientes es que no quieren una sola compañía de lanzamiento que es, francamente, el único proveedor disruptivo que se mueve rápidamente”.

Aunque Relativity Space no ha mencionado públicamente cuánto costará el lanzamiento del cohete, la compañía ha fijado el 2024 como año del lanzamiento. Terran R se lanzará en un principio desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral (Florida) y será propulsado por siete motores.

Relativity Space se inspira de SpaceX

Aunque Ellis haya apuntado que pretende superar al Falcon 9, Relativity Space está claramente inspirada en la empresa de Elon Musk. Jordan Noone y él crearon la compañía aeroespacial hace 5 años influenciados por los logros de SpaceX.

Me inspiré en el aterrizaje de los cohetes de SpaceX y el acoplamiento con la estación espacial”, apuntó Ellis hace un tiempo. Sin embargo, con el tiempo se percataron de dos problemas de SpaceX: la escasa planificación sobre cómo vivir en Marte y una industria espacial que todavía utilizaba prácticas intensivas en mano de obra.

En cada animación de SpaceX, vimos un desvanecimiento en negro justo cuando la gente salió del cohete en Marte -explicó Ellis-. Así que estaba claro que tenía que haber alguna otra compañía construyendo la base industrial de la humanidad en Marte”. Esa compañía iba a ser la suya: Relativity Space.

No obstante, como comentó Ellis, llevar a la práctica esta idea es complicado: “Replicar la infraestructura para que un millón de personas viva en Marte es una tarea enorme, y creo que mucha gente necesita trabajar en ello”.

Pero, ¿qué propone Relativity Space para facilitar el trabajo? Confiar en la tecnología de impresión 3D. Mediante esto, Ellis tiene la intención de fabricar cohetes, pero también crear hábitats y otros materiales en la superficie marciana.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento