Logo del sitio

La última idea loca de la NASA para colonizar la Luna es una megatubería de oxígeno en su Polo Sur

Se pondrá a prueba en la Luna a partir de 2024.
Se pondrá a prueba en la Luna a partir de 2024.
Peter Curreri

La NASA y el gobierno de Estados Unidos invirtieron fondos para extraer oxígeno del regolito lunar y agua del hielo lunar, de esta manera, pueden utilizar el oxígeno en sistemas de soporte vital para consumo humano o como oxidante para vehículos de lanzamiento que parten de la Luna. Además, está previsto que dichas tecnologías se pongan a prueba en el satélite a partir de 2024 y brinden apoyo a los astronautas de la misión Artemis.

La agencia espacial estadounidense explica en su blog que "los esfuerzos financiados actuales para la extracción de oxígeno in situ consisten en embotellar el oxígeno en tanques de gas comprimido o licuarlo y almacenarlo en dewars. Cualquiera de los enfoques requiere el transporte de tanques o dewars a varias instalaciones para su uso".

El proceso de mover este oxígeno en los rovers consume más energía que el proceso de extracción, teniendo en cuenta que es el aspecto más costoso en la obtención de oxígeno in situ para su uso en la Luna.

Como alternativa, la NASA propone 'Tubería de oxígeno del Polo Sur Lunar (L-SPoP)', es decir, una tubería de oxígeno gaseoso en el Polo Sur de la Luna para el proyecto NIAC Fase I que "revolucionará las operaciones en la superficie lunar para el programa Artemis".

Con dicho dispositivo, los investigadores de la NASA quieren explorar y evaluar múltiples arquitecturas de sistemas para un oleoducto lunar, identificar tecnologías habilitadoras y producir una hoja de ruta integral para desarrollar esta infraestructura innovadora.

El concepto inicial es un gasoducto de cinco kilómetros para transportar oxígeno gaseoso desde una fuente de producción de oxígeno hasta una planta de almacenamiento. L-SPoP se compone de segmentos de tubería fabricados in situ que se ajustan entre sí para cubrir la distancia, y con base a un análisis preliminar, la tubería se construye en segmentos modulares de aluminio.

El diseño modular es adaptable, reparable y evolutivo debido a las técnicas de fabricación y extracción de recursos in situ, dando como resultado una larga vida útil para la tubería.

La NASA señala que el oleoducto se diseñará para: 

  • Construirse robóticamente a partir de metales derivados del regolito con un mínimo de material transferido desde la Tierra.
  • Ser reparable robóticamente
  • Tener una tasa de flujo de oxígeno de ~2 kg/hora que es acorde con la NASA inicial necesidad proyectada de 10.000 kg/año.
  • Operar con energía mínima durante la vida útil de la tubería

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento