Logo del sitio

La inteligencia artificial demuestra que este famoso cuadro de un museo de Londres podría ser falso

La obra está situada en el museo National Gallery.
La obra está situada en el museo National Gallery.
20BITS

El cuadro ‘Sansón y Dalila’ es una de las obras más famosas del siglo XVII realizada por el artista Rubens. La pintura representa la historia de Sansón que tras haberse enamorado de Dalila, le cuenta el secreto de su gran fuerza -su pelo sin cortar-. El pintor representa el momento cuando un siervo le está cortando el pelo a Sansón, y tras verse debilitado es arrestado por soldados filisteos. Se trata de una traición por parte de Dalila.

La National Gallery de Londres compró la obra en 1980, convirtiéndose en la tercera pintura más cara que se había comprado hasta entonces en una subasta. Si has visitado el museo, a lo mejor te sientes un poco engañado a leer lo siguiente: un análisis realizado con Inteligencia Artificial está demostrando que se trata de una falsificación.

Art Recognition, una empresa suiza que utiliza algoritmos para autenticar obras de arte, realizó las pruebas a través una herramienta que se basa en una red neuronal que identifica las características de un artista gracias a un algoritmo que se entrena con imágenes de obras reales. Así pues, el conjunto de datos se aumenta para captar el mínimo detalle del cuadro que se esté analizando.

Tras llevar a cabo el estudio, el algoritmo recibe una imagen para evaluar y comprobar las características que se han cogido para proceder a una comprobación con el fin de averiguar si se trata de una obra verdadera o falsa. Después de comparar a ‘Sansón y Dalila’ con 148 pinturas de Rubens, el sistema dio una probabilidad del 91% de no ser auténtica.

Carina Popovici, cofundadora de Art Recognition, confesó a The Guardian que “repetimos los experimentos para estar realmente seguros de que no nos estábamos equivocando y el resultado fue siempre el mismo. Cada parche, cada cuadrado, resultó falso, con más del 90% de probabilidad”.

Una posible señal de dicha falsificación podría ser los dedos recortados de Sansón, además, National Gallery está bastante descontento con el resultado porque se sienten engañados al haber comprado una obra falsa. Esperemos que la Inteligencia Artificial siga trabajando el ámbito artístico para evitar los posibles fraudes en un futuro.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento