Un equipo de investigadores del MIT ha transformado en sonido la estructura de las telas de araña

Los investigadores escanearon una telaraña natural en 2D y la convirtieron en una estructura artificial en 3D
Los investigadores escanearon una telaraña natural en 2D y la convirtieron en una estructura artificial en 3D
Isabelle Su y Markus Buehler / SciTechDaily.

Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) han convertido las frecuencias de una telaraña vibratoria en música a través de computadoras y algoritmos matemáticos. Los investigadores presentaron su estudio en la reunión de primavera de la Sociedad Química Americana, el 12 de abril de este año.

Según un comunicado de Science Daily, el investigador principal del proyecto, Markus Buehler, explicó que las arañas “no ven muy bien, por lo que perciben su mundo a través de vibraciones, que tienen diferentes frecuencias”. Cuando, por ejemplo, estira su hebra de la tela de araña durante su construcción o cuando atrapa una mosca en la red, el arácnido detecta las perturbaciones a través de sus piernas.

Buehler lleva mucho tiempo interesado en la música y llegó a preguntarse si sería posible extraer ritmos y melodías de las hebras vibratorias de las telarañas. Con esta incógnita en mente, inició el proyecto.

En un principio, el equipo de investigadores escaneó una telaraña natural mediante un láser con el fin de capturar secciones transversales 2D. Posteriormente, empleó algoritmos para construir una telaraña artificial en el 3D de la web.

El equipo del MIT asignó distintas frecuencias de sonido a las hebras de la web y, así, cada una contaba con una “nota” que combinaron con los patrones basados en la estructura 3D. Esta especie de instrumento que podría compararse con un arpa. “Lo que ven o perciben [las arañas] no es realmente audible o visible para el ojo humano o el oído humano”, comentó Buehler para un artículo en Reuters.

Con su estudio, los investigadores también creen ser capaces de aprender a comunicarse con las arañas. En el registro de las vibraciones web producidas, se comprobó que estos arácnidos producían diferentes frecuencias al realizar distintas actividades.

De esta manera, las vibraciones que hacían al construir una telaraña, no eran las mismas que cuando cortejaban o se comunicaban con otras arañas. En la noticia de Scieince Daily, Buehler afirmó que estaban intentando “generar señales sintéticas para básicamente hablar el idioma de la araña”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento