Remedios caseros para evitar el mal aliento: utilizar hilo dental, evitar alimentos azucarados o masticar perejil

Imagen de archivo de una mujer en la consulta de un dentista.
Acudir al dentista a revisión, al menos, dos veces al año.
DIEGO CERVO / GTRES

La halitosis o el mal aliento suele estar generada por no mantener unos hábitos higiénicos adecuados, por consumir determinados alimentos o por padecer alguna patología. 

Como explican en Sanitas, el mal aliento suele ser fruto de "la acumulación bacteriana en la boca o entre los dientes, o de restos de comida alrededor y las encías y la lengua, que a su vez desencadenan en una floración de bacterias en la boca que provocan caries".

Cuidados en casa para prevenir el mal aliento

Ante cualquier signo de halitosis, lo primero que hay que hacer es acudir al dentista para que examine cuáles son las posibles causas que dan lugar a este problema, ya que puede deberse también a hábitos nocivos como el tabaquismo, a ciertos medicamentos o a enfermedades como el reflujo gastroesofágico.

Sin embargo, existen una serie de remedios que se pueden realizar en casa para el tratamiento natural de este problema. Así, los especialistas de Mayo Clinic ofrecen las siguientes pautas para reducir o prevenir el mal aliento:

  • Lavarse los dientes después de cada comida con un dentífrico con flúor y propiedades antibacterianas.
  • Utilizar el hilo dental para "eliminar partículas de alimentos y placa bacteriana entre los dientes" y de esta manera contribuir al control de la halitosis. 
  • Cepillarse la lengua. "Las personas que tienen una lengua recubierta de un crecimiento significativo de bacterias (por fumar o por sequedad de boca, por ejemplo) pueden beneficiarse con el uso de un rascador lingual", explican. 
  • Limpiar todos los aparatos de ortodoncia antes de introducirlos en la boca. 
  • Evitar la sequedad bebiendo agua, evitando el café y el alcohol, y eliminando el consumo de tabaco. 
  • Evitar el consumo de determinados alimentos, como ajo y cebollas, así como alimentos azucarados. 
  • Cambiar el cepillo de dientes con cierta regularidad, cada tres o cuatro meses. 
  • Acudir al dentista, al menos, dos veces al año para una revisión.

Por otro lado, uno de los remedios más tradicionales para reducir el mal aliento es morder perejil, ya que esta planta tiene propiedades como la clorofila que, mezclada con unas gotas de vinagre, puede ayudarnos a prevenir la halitosis.

Asimismo, el zumo de limón exprimido cada mañana puede contribuir a que no se expandan las bacterias en la lengua o encías, mientras que enjuagarte la boca por la noche con vinagre de manzana puede ayudar a reducir el mal aliento gracias al ácido acético.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento