Queratosis pilar: cómo quitar los granitos de los brazos que parecen acné pero no lo es

Picor, picazón, picadura, brazos, mano
Picor, picazón, picadura, brazos, mano
ANECPLA - Archivo

Similar al acné y muy frecuente entre la población. La queratosis pilar es una afección cutánea benigna que se caracteriza por "la presencia de pápulas de diferente coloración, perifoliculares, que se agrupan en placas", explican desde la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Estas elevaciones en la piel suelen ser de menos de un centímetro de diámetro y están bien definidas. Tienden a tener un color blanco o rojizo y suele afectar mayoritariamente a personas menores de 30 años

Se trata de un problema muy frecuente en las consultas dermatológicas cuyas lesiones dependen de la edad del paciente. Así, estas protuberancias y manchas suelen aparecer en los brazos y muslos en adolescentes y adultos jóvenes, mientras que en niños suele manifestarse en las mejillas.

¿Por qué se origina esta afección?

Las pápulas que aparecen con la queratosis pilar están formadas por queratina, una proteína de la piel. Por tanto, esta afección es provocada por "la acumulación de queratina que protege la piel de sustancias nocivas e infecciones" y que obstruye la "apertura de los folículos pilosos". Como consecuencia, aparecen "manchas irregulares y ásperas" en la dermis de la persona afectada, explican los expertos de la Clínica Mayo

Pero, ¿por qué se produce dicha acumulación? La causa exacta es todavía desconocida, aunque existen determinados factores que pueden influir. Padecer otra afección cutánea, como la dermatitis atópica, puede influir en su aparición, así como la piel seca. "También existen diversos trastornos hereditarios, donde se evidencia asociación con dicha condición cutánea, tales como, ictiosis vulgar o alteraciones del cromosoma 18p", especifican en la Fundación Piel Sana.

La obesidad, la diabetes, la insuficiencia renal, el síndrome de Down o el síndrome de Graham-Little también guardan cierta asociación con su aparición, así como el uso de determinados fármacos como los corticoides.

¿Cuáles son los síntomas?

Algunos de los signos de alerta característicos de esta enfermedad son los siguientes:

  • Bultos pequeños indoloros que aparecen en los brazos, muslos, glúteos o mejillas, principalmente.
  • Sequedad en la piel.
  • Piel áspera. 
  • Bultos que parecen piel de gallina.

"En raras ocasiones también puede ocasionar leve picor o prurito. Suelen desaparecer sin lesión residual, aunque en ocasiones pueden dejar cicatriz residual, sobre todo las que se dan en la región facial", advierten desde la Fundación.

¿Se puede tratar? ¿Cómo quitar estos granitos?

No existe aún una cura o tratamiento único. Generalmente, los expertos recomiendan combinar distintas terapias encaminadas al "reblandecimiento de los depósitos duros de queratina", como las siguientes:

  • Lociones emolientes.
  • Exfoliantes tópicos compuestos de ácido láctico, ácido salicílico o urea.
  • Corticoides tópicos.
  • Retinoides tópicos.

En cualquier caso, tener una correcta higiene y un cuidado corporal es fundamental para mejorar los síntomas. Los consejos de los dermatólogos van dirigidos a "mantener una adecuada humedad en la piel". De esta manera, hay que evitar "una excesiva fricción al secar la piel", limitar el tiempo de la ducha a no más de 10 o 15 minutos y "usar agua tibia", concluyen en la Fundación Piel Sana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento