Estos son los posibles efectos secundarios del sidelnafilo, el principal fármaco para tratar la disfunción eréctil

Más de la mitad de los hombres con diabetes pueden sufrir disfunción eréctil.
Más de la mitad de los hombres con diabetes pueden sufrir disfunción eréctil.
GTRESONLINE
Más de la mitad de los hombres con diabetes pueden sufrir disfunción eréctil.

El sildenafilo, principio activo vendido bajo el nombre comercial de viagra (Pfizer) entre otros, es un medicamento ampliamente empleado en el tratamiento de la disfunción eréctil y de otras condiciones como la hipertensión arterial pulmonar o incluso del edema pulmonar de altitud.

Aunque en términos generales se considera un medicamento seguro (y, por ello, su uso está aprobado en prácticamente todo el mundo para estas patologías), como cualquier otro fármaco en ocasiones puede provocar una serie de efectos secundarios de diferente prevalencia, gravedad y naturaleza.

Principales reacciones adversas

Como señalamos, estas posibles reacciones adversas se clasifican en función de su frecuencia.

Así, por ejemplo, se consideran muy frecuentes (afecta a más de una persona por cada 10) el dolor de cabeza.

En cambio, se consideran frecuentes (se da en hasta una persona de cada 10) algunos como:

  • Náuseas.
  • Enrojecimiento de la cara.
  • Sofocos.
  • Indigestión.
  • Efectos sobre la visión (visión azul, visión borrosa...).
  • Congestión nasal.
  • Mareos.

Por su lado, se clasifican como poco frecuentes (no afectan a más de una persona por cada 100) algunos como:

  • Reacción alérgica (silbido repentino al respirar, dificultad para respirar o mareo, hinchazón de párpados, cara, labios o garganta).
  • Dolor en el pecho.
  • Vómitos.
  • Erupción cutánea.
  • Irritación de los ojos.
  • Ver destellos de luz.
  • Claridad visual.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Ojos llorosos.
  • Latidos cardíacos fuertes.
  • Latido cardíaco rápido.
  • Presión arterial alta.
  • Presión arterial baja.
  • Dolor muscular.
  • Somnolencia.
  • Reducción de la sensación del tacto.
  • Vértigo.
  • Pitidos en los oídos.
  • Boca seca.
  • Bloqueo o congestión de los senos nasales.
  • Inflamación de las mucosas de la nariz.
  • Dolor en la zona superior del abdomen.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico.
  • Dolor en brazos y piernas.
  • Sangrado nasal.
  • Sangre en la orina.
  • Sensación de calor.
  • Sensación de cansancio.

Similarmente, están considerados raros (se dan en hasta una de cada mil personas):

  • Erecciones prolongadas y, en ocasiones, dolorosas (se debe consultar al médico si la erección dura más de cuatro horas).
  • Disminución o pérdida repentina de la visión.
  • Reacciones graves en la piel (incluyendo descamación grave, hinchazón, vesiculación bucal o genital o alrededor de los ojos, fiebre.
  • Convulsiones o fiebre.
  • Desmayos.
  • Accidente cardiovascular.
  • Ataque cardíaco.
  • Latido cardíaco irregular.
  • Disminución temporal del flujo sanguíneo a partes del cerebro.
  • Sensación de opresión en la garganta.
  • Adormecimiento de la boca.
  • Sangrado en la parte posterior del ojo.
  • Visión doble.
  • Disminución de la agudeza visual.
  • Sensación anormal en el ojo.
  • Hinchazón ocular o del párpado.
  • Pequeñas partículas o manchas en la vista.
  • Visión de halos alrededor de las luces.
  • Dilatación de la pupila del ojo.
  • Cambio de color en la parte blanca del ojo.
  • Sangrado del pene.
  • Presencia de sangre en el semen.
  • Sequedad nasal.
  • Inflamación de la parte interna de la nariz.
  • Irritabilidad.
  • Disminución o pérdida repentina de la audición.

Frecuencia desconocida

Además, desde que el medicamento se comercializa, se han detectado algunas reacciones más con frecuencia desconocida, algunas de ellas de una gravedad considerable.

En esta categoría, según cita la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios en un prospecto de un genérico con este principio activo, se encuentran efectos como angina inestable (enfermedad cardíaca) o la muerte súbita.

Al respecto, no obstante, conviene aclarar que todos los casos de estos efectos se produjeron en hombres que ya tenían problemas cardíacos previos, y que además no ha sido posible determinar si las afecciones estaban directamente relacionadas con el uso de sidenafilo.

En cualquier caso, y como sucede con cualquier medicamento, es recomendable consultar con el médico o el farmacéutico o bien notificar a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano cualquier efecto adverso que aparezca tras consumir el fármaco, incluso si no se encuentra recogido en el prospecto del mismo.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento