Logo del sitio

Estos son los requisitos que el queso debe cumplir para pode comerlo durante el embarazo

Embarazada
Embarazada
Pexels

Embutidos, carnes, huevos, pescados, lácteos... Hayas estado o no embarazada, seguro que tienes conocimiento de que durante el proceso de gestación existen alimentos que es mejor evitar para no causar ningún daño al feto. 

Los lácteos es uno de esos grupos de alimentos que se encuentra en el punto de mira durante los 9 meses de gestación. Este tipo de alimentos son una fuente de calcio, proteínas y vitaminas muy interesante, aunque hay que tener cuidado durante el embarazo y asegurarnos de que estén pasteurizados. 

¿Qué ocurre con los quesos durante el embarazo?

Al igual que el resto de lácteos, para que puedan ser consumidos por las embarazadas deben estar pasteurizados. Llamamos pasteurización al proceso por el cual a partir de un tratado término, se busca eliminar las bacterias y prolongar la vida de los alimentos.

En el caso de los quesos, el peligro para las embarazadas reside además de en los quesos elaborados con leche no pasteurizada, en aquellos quesos suaves y con moho, como es el caso del queso azul, roquefort, danés, camemebert o brie. 

Aunque estén elaborados a partir de leche pasteurizada, el peligro de estos quesos está en la humedad que albergan, que puede crear un ecosistema para la listera. 

Los quesos duros, que tienen menos humedad, son más seguros para las embarazas, aunque siempre es recomendable consultar con el médico para estudiar cada caso particular. 

¿Qué quesos puedo comer durante el embarazo?

Lo primero es asegurarnos de que el queso que vayamos a elegir esté elaborado con leche pasteurizada, información que normalmente vamos a encontrar en la etiqueta del producto, aunque de no aparecer, puedes ponerte en contacto con el fabricante. 

El tipo de leche que se haya empleado para la elaboración del queso es indiferente, siempre y cuando la leche haya sido pasteurizada. De entre los quesos más seguros para las embarazadas se encuentran los quesos curados de cabra, mezcla y oveja, que además de estar elaborados con leche pasteurizada han perdido gran parte del agua durante el proceso. 

Los quesos edam, gouda o emmental son otras de las opciones más seguras para las mujeres en gestación, y el queso fresco y en crema, siempre que la leche haya sido pasteurizad previamente. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento