Positiva, manipuladora, altruista... ¿Conoces los principales tipos de actitudes del ser humano?

  • La actitud depende de factores biológicos y hereditarios pero también de factores ambientales.
  • Una actitud puede variar a lo largo del tiempo, basta con entrenarla.
  • Pueden clasificarse, por ejemplo, según las motivaciones para actuar o cómo nos relacionamos con los demás.
Tipos de actitud.Tipos de actitud
Tipos de actitud.
Henar de Pedro

En la vida diaria es muy frecuente escuchar expresiones tales como “qué actitud más negativa o positiva tiene tal o cual persona” o “esta es la actitud que buscamos para este puesto de trabajo”, por ejemplo. ¿Pero qué es una actitud? ¿La actitud nace o se hace? ¿Cuántos tipos de actitudes diferentes hay? ¿Y cómo definen a las personas?

El psicólogo Floyd Allport define actitud como "la disposición mental y neurológica que se organiza a partir de la experiencia que ejerce determinada influencia sobre las reacciones del individuo respecto de todos los objetos y a todas las situaciones que les corresponden". Por lo tanto, la actitud que presentamos hacia el exterior, es decir, de cara al mundo surge de la interacción de factores biológicos y hereditarios (como también sucede con las aptitudes o los rasgos de personalidad que están íntimamente relacionados con la genética) pero también de factores ambientales y del aprendizaje a lo largo de los años.

La actitud pues no es estática y se puede modelar y variar con el paso del tiempo, basta con entrenarla y exponerse de forma recurrente al tema o asunto que genera determinada actitud.

¿Tienen alguna función las actitudes?

Según expuso en la década de los 60 el psicólogo estadounidense Daniel Katz - experto en estudios clásicos de estereotipos raciales y prejuicios, y cambios de actitud- las actitudes tienen cuatro funciones básicas:

- Una función instrumental, para acometer y acercarse al cumplimiento de las metas de la persona.

- Una función de conocimiento, para procesar la información del entorno.

- La función de expresar los valores y mostrar las creencias que hay detrás de determinada actuación.

- Y la función de defensa del yo, como una manera de autoafirmar y validar los propios actos.

¿Cuántos tipos de actitudes hay?

La psicología distingue una gran variedad de actitudes, sin embargo, las más frecuentes pueden agruparse en cinco grupos (no reñidos entre sí) atendiendo a diversos criterios.

Según su valencia afectiva

En este grupo podemos encontrar tres tipos:

Actitud positiva: considerada como una de las más favorecedoras para la persona, se caracteriza por la percepción optimista de las diferentes situaciones que se le pueden presentar aunque algunas estén repleta de dificultades. El que tiene una actitud positiva se siente confiado para afrontar cualquier situación.

Actitud negativa: esta actitud provoca una visión pesimista de la realidad, maximiza los aspectos negativos y reduce o anula los aspectos positivos de la situación. Una persona con una actitud negativa tienda a evitar la actuación y a tener una conducta de queja.

Actitud neutra: Aunque no es demasiado frecuente suele aparecer en personas que pretenden ser imparciales y no dejarse influir por emociones positivas ni negativas.

Según su predisposición a la actividad

En este caso se distinguen dos actitudes:

Actitud proactiva: aquella que se caracteriza por la búsqueda activa de una solución para las situaciones o problemas que se le presentan a la persona. Es la más buscada en el mercado laboral.

Actitud reactiva: que por su parte es pasiva, con poca o nula acción, más dependiente de los recursos y soluciones aportadas por otros y provoca mayor dificultad a la hora de hacer frente a situaciones imprevistas. 

Según las motivaciones para actuar

Esta clasificación tiene en cuenta los motivos que nos mueven a actuar y se divide también en dos:

Actitud interesada: cuando la persona construye sus acciones con el objetivo de lograr única y exclusivamente sus propios deseos y sin tener nunca en cuenta las necesidades de otros.

Actitud altruista: cuando la persona realiza sus acciones para que proporcionen beneficio o provecho a otras personas sin necesidad de obtener ningún beneficio para sí misma.

Según cómo nos relacionemos con los demás

Aquí hay seis tipos de actitudes fundamentales:

Actitud colaboradora: que promueve la interacción con los demás para lograr un objetivo.

Actitud manipuladora: cuando se utiliza de manera consciente a los demás (haciéndoles creer que actúan por voluntad propia) para beneficio propio.

Actitud pasiva: caracterizada por la poca o nula iniciativa.

Actitud agresiva: de carácter impulsivo y en la que prevalece la defensa de los propios derechos ignorando o menospreciando los de los demás.

Actitud permisiva: la que es flexible en alto grado.

Actitud asertiva: en la que se respeta al otro y se da pie a la negociación.

Según el tipo de elementos que se utilizan para valorar los estímulos

Actitud emocional: las personas que dan prioridad al área emocional a la hora de valorar sus acciones.

Actitud racional: la que tienen las personas que se basan en el uso de la lógica y la razón para evaluar las situaciones dejando de lado los aspectos emocionales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento