Logo del sitio

"La persona que vive hacia dentro tiene que aprender a expresar, a salir del caparazón"

Según la experta no necesariamente las personas introvertidas se encierran más en sí mismas.
Según la experta no necesariamente las personas introvertidas se encierran más en sí mismas.
PIXABAY.

¿Es malo encerrarse en uno mismo? ¿Hay personalidades más propensas a esta actitud? ¿Cómo puede afectar este ensimismamiento a nuestra autoestima y a las relaciones personales en el ámbito de la pareja, familiar o, incluso, en el laboral? De todo ello charlamos en esta entrevista con Almudena Sos, mentora y terapeuta personal y de parejas con más de dos décadas de experiencia.

¿De qué hablamos exactamente cuando decimos que alguien está encerrado en sí mismo?Voy a tocar el tema desde donde yo conozco, que es en terapia de pareja y relaciones con los demás. Esta visión creo que puede ayudar mucho al lector dado que desde el punto de vista relacional, trata un problema que está patente en la mayoría de relaciones y produce mucho sufrimiento.

Cuando hago terapia de pareja, y también en otro tipo de relaciones que no son de pareja, como madres, hijos e incluso amigos… veo frecuentemente que cuando uno es muy de encerrarse en uno mismo, para mí ‘ir hacia adentro’, siempre hay implicada o cerca otra u otras personas que son lo contrario, de ‘ir hacia afuera’.

Suelo ver a personas que se juntan, una que habla, comunica y exterioriza mucho, con otra que no habla tanto o casi nada y son de meterse para adentro. No es ni bueno ni malo, ni una cosa ni la otra. Simplemente creo que cuando algo nos hace daño, debemos trabajar en ello.

El que se mete en sí mismo, suele encontrar la paz así, metiéndose en sí mismo. Tiene su hogar dentro y cuando en el exterior se siente inseguro, se mete en su hogar y encuentra su paz hasta que se siente a gusto consigo mismo y preparado para salir. Suele dar, por contra, con una persona que es lo contrario, que necesita hablar de las cosas, buscar soluciones desde fuera. Generalmente que algo o alguien del exterior solucione el tema.

A nivel laboral, me cuesta muchísimo más trabajar con las personas que viven hacia afuera que con las que viven hacia adentro, ya que las personas que vive hacia afuera creen que la fuente de sus problemas es lo que hace o no hace el otro; por lo que, al depender de otro, pierden todo su poder personal y viven a expensas del otro. No creen que el problema venga de ellas mismas ni que tengan nada que cambiar.

En cambio, la persona que vive hacia dentro, por supuesto tiene que hacer un aprendizaje, que es aprender a expresar, a salir del caparazón. Y suele sentirse responsable de lo que ocurre en sus relaciones, ya que es lo que la otra persona le da a entender. Por este motivo, en terapia me resulta mucho más sencillo trabajar y transformar al que vive ensimismado que con la otra parte que cree que no depende nada de ella. Para mí, vivir hacia adentro no tiene connotaciones negativas, aunque el gran avance de una persona que vive hacia adentro pasa por no irse de los sitios, el aprender a quedarse y compartir. Salir ahí fuera y permanecer de forma continuada.

Cuando uno es muy de encerrarse en uno mismo siempre hay implicada o cerca otra u otras personas que son lo contrario

¿Hay personalidades más propensas a esta actitud o no tiene nada que ver con ser más o menos extrovertido?No necesariamente el introvertido se encierra más en sí mismo y viceversa. Aunque suele coincidir que las personas que se cierran más en sí mismas necesitan expresar menos. He visto frecuentemente que personas con carácter adictivo tienden muchas veces a meterse hacia adentro, sobre todo cuando están con la adicción en activo.

Hay una teoría muy interesante que expongo a continuación. Cuando somos bebés y estamos en la cuna, buscamos el contacto con nuestros progenitores, generalmente la madre. El bebé busca con su mirada el contacto con la madre, y en ese momento la madre con toda la mejor intención del mundo, está ajena a esa necesidad de contacto con su hijo porque puede estar haciendo sus cosas, cosiendo, cocinando… El bebé llora para llamar la atención de la madre, y hay bebés que siguen y siguen llorando hasta conseguirlo y otros que finalmente se cansan de llorar y acaban metiéndose hacia adentro para encontrar la paz y el consuelo por ellos mismos. Quizás en ese momento se determinaría si el niño va a vivir hacia adentro o hacia afuera.

Encerrarse en uno mismo no es ni bueno ni malo. Simplemente creo que cuando algo nos hace daño, debemos trabajar en ello
Almudena Sos

Almudena Sos

  • Mentora y terapeuta personal y de parejas
Almudena Sos trabajó en el mundo de la empresa, en el que era profundamente infeliz. Lo dejó todo para dedicarse a lo que realmente le gustaba: ayudar a personas en sus procesos de transformación profundos, tal y como ella había pasado por el suyo propio. Ha dedicado años a formarse viajando por el mundo con Tony Robbins, Blair Singer, T. Harv Eker, Joel Roberts, Denis Cumins, Marjean Holden o Robert Riopel. Es experta, también, en múltiples metodologías (le apasiona el cerebro y los modelos de comportamiento humanos). 
Es Máster en Programación Neuro Lingüística e Hipnosis Ericksoniana con M. J. Solavera; Train the Trainer en Institut Gestalt, Train the Trainer, con Blair Singer en Programa de T Harv Eker; Biodescodificación, con Enric Corbera y Christian Fleche; Pschy K, con Vanesa Navarro; Control Mental, con José González; Coaching Wing Wave, con Cora Besser Siegmund; Formación en Terapia Regresiva, en el Instituto Español de Terapia Regresiva. Está especializada en terapia de parejas desde hace más de 20 años.

¿Qué signos delatan que una persona está encerrada en sí misma?Estos serían los principales:
-Generalmente una persona encerrada en sí misma no habla mucho, y no habla de cosas íntimas con cualquiera.
-Se siente amenazado cuando alguien intenta invadir su espacio.
-Se siente mandado y dirigido, por lo que muchas veces responde con rebeldía ante situaciones de la vida normal como los quehaceres domésticos: “¿Me puedes ayudar con los niños? ¿Puedes ir a comprar?”.
-No le suele gustar que le incluyan en los planes comunes, le gusta ser a la persona la que se incluya a sí misma.
-No le gusta que decidan por él o por ella.
-Suelen sentir que no existen o que el que lleva la voz cantante o el importante es el otro.
-Muchas veces hay conductas adictivas en activo, adicciones a sustancias o personas. Se da mucho en personas con adicciones cuando están en activo.

Una persona que se encierra en sí misma no habla de cosas íntimas con cualquiera y se siente amenazada cuando invaden su espacio

¿Cómo le perjudica ese ensimismamiento y bloqueo social? ¿Cuáles son sus principales peligros?Cuando vives ensimismada en tus cosas, vives las cosas en soledad. Muchas veces tienes una percepción distorsionada de lo que ocurre y no lo contrastas con otras personas. Te sientes responsable de lo que le ocurre a la otra persona y a tu familia, por lo que te suele acompañar un sentimiento de culpa continuado.
 
Sobre todo, te estás perdiendo muchas cosas en este mundo por encerrarte en tu caparazón y no estar ahí fuera presente acompañando a las personas que quieres.

En pareja muchas veces siente que tiene un problema porque el otro le demanda continuamente que tiene que comunicar

¿Es habitual que una persona encerrada en sí misma reconozca que pasa por esa fase de aislamiento y actúe para ponerle remedio?Muchas veces siente que tiene un problema porque el otro miembro de la pareja le demanda continuamente que tiene que comunicar. Así que tiende a sentir que los problemas de la relación de pareja están ocasionados por su forma de ser. A mi consulta vienen muchas personas de este perfil que me dicen: “Es que tengo que aprender a comunicar porque mi pareja se queja de que no hablo, le estoy haciendo daño”. Generalmente eso le afecta no solo en sus relaciones íntimas sino en cualquier tipo de relación y a su trabajo. He visto muchas veces a la persona que ha hecho este trabajo personal tan profundo, de dejar de estar en sí mismo, empezar a progresar en todas las áreas de su vida.

¿Cuáles son los principales consejos que le darías a una persona que vive esta situación para poder salir de ella?Le diría, en primer lugar, que no se sienta un 'bicho raro’. Que tiene sus cosas a trabajar como todos y cada uno de nosotros tenemos las nuestras. Pero que se centre en sí mismo y en cómo debe superarlo para tener unas relaciones más plenas consigo mismo y con sus seres queridos y las personas en general. También que al encerrarse en sí mismo, se está perdiendo muchas cosas y, aunque quizás esta forma de hacer le ha ayudado a superar otras tantas, ahora quizás se está convirtiendo en un problema, por lo que es hora de cambiarlo.

Enfocando la terapia desde un punto de vista empoderante, la persona comienza a mejorar enseguida

¿Cómo puede ayudarle un profesional y qué tipo de terapias suele llevar a cabo?He conocido muchos tipos de terapia mal enfocadas y creo que la visión del terapeuta es imprescindible porque he visto muchas personas irse de la terapia por sentirse incomprendidas. Y, en cambio, enfocándolo desde un punto de vista empoderante, la persona comienza a mejorar enseguida. Se obtienen resultados además muy rápidamente.

En la mayoría de los casos, este perfil, coincide con una persona que no siente que exista en la mayoría de los ámbitos de su vida ni que se le tenga en cuenta. Es muy importante que no se sienta responsable de lo que les ocurre a las otras personas, ya que es frecuente que el otro miembro de la pareja que vive más hacia afuera tienda a culpabilizarle de los problemas de la pareja y de su soledad. Yo me centro mucho en “enseñar a existir” en todos los ámbitos de la vida y ser uno mismo para que pueda quedarse fuera de su caparazón compartiendo la vida con los demás. Desde esa perspectiva no se necesita salir huyendo cada vez que se siente que las cosas allá fuera van mal. Cuando se aprende a hacerlo, esa persona consigue su máximo potencial.

Es contraproducente insistirle para que cambie de actitud. Cuanto más se le insiste, más hacia adentro se va a meter

¿Cómo deben actuar la familia y amigos? ¿Puede ser contraproducente insistirle a la persona afectada que cambie de actitud? ¿Cómo pueden ayudarle?En mi experiencia, es totalmente contraproducente insistir a la persona que tiene un comportamiento hacia adentro que cambie de actitud. Cuanto más se le insiste, más hacia adentro se va a meter.

Observo, en numerosas ocasiones, que las personas no saben estar consigo mismas, que viven la vida de la otra persona; y esta segunda suele reaccionar metiéndose hacia dentro, con lo que la persona que no sabe estar consigo misma, que suele sentirse abandonada, cada vez siente más dolor por la reacción de su pareja y demanda más. Por lo que se convierte en un pez que se muerde la cola.

¿Qué es lo que funciona? La persona que necesita de afuera para estar bien, debe aprender a darse a sí misma lo que necesita sin reclamarlo en el otro. Es entonces cuando la persona que se encierra en sí misma, que se atreve a salir de su caparazón y acercarse a la otra persona. Pero lo hace libremente y no porque se sienta presionado o presionada. Aunque todo esto que digo en unas cuantas frases parece fácil, es fruto de mucho trabajo personal. Pero es posible y he acompañado a muchas personas en ese tránsito. ¿El resultado? El reconocimiento que necesitaba por fin haciendo el trabajo que llevaba toda su vida esperando a ser hecho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento