Cómo afecta el consumo de alcohol al cerebro aunque te tomes "solo una cerveza"

Vaso de cerveza en una terraza.
Vaso de cerveza en una terraza.
©GTRESONLINE

Muchas personas consumen alcohol casi a diario, una práctica que parece inofensiva si se realiza en pequeñas cantidades. Sin embargo, un nuevo estudio de la Universidad de Oxford demuestra que, independientemente de la cantidad consumida, el alcohol afecta de forma negativa al cerebro humano.

En el estudio, que ha sido publicado en la revista medRvix, han participado más de 25.000 ciudadanos de Reino Unido, con los que se ha tratado de hacer una relación entre el consumo moderado de alcohol y la salud cerebral, determinando la cantidad de ingesta en comparación con el daño e identificando grupos de población que tienen un mayor riesgo.

El resultado principal afirma que cuanto más alcohol se ingiere menor es la cantidad de materia gris que se forma en el cerebro, aunque esa disminución se da desde pequeñas cantidades de alcohol, por lo que el consumo de este tipo de bebidas afecta a la salud cerebral aunque no se consuman grandes cantidades.

No hay una cantidad de alcohol segura para el cerebro

Así, tal y como se puede leer en el estudio, la investigación "no encontró una dosis segura de alcohol para el cerebro. El consumo moderado se asocia con efectos adversos en el cerebro más generalizados de lo que se reconocía anteriormente". 

Eso sí, las personas que beben en exceso  o cantidades más grandes de alcohol, así como las que tienen una presión arterial más alta pueden ser más susceptibles a los efectos negativos del alcohol.

Por último, los efectos perjudiciales del consumo de alcohol parecen ser mayores que otros factores modificables, por lo que sería recomendable revisar las pautas actuales de consumo de alcohol de "bajo riesgo" para tener en cuenta los efectos cerebrales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento