Logo del sitio

Beneficios de la lactancia materna en la microbiota de los lactantes

  • La lactancia puede evitar el desarrollo de ciertas enfermedades.
  • El asma, problemas en la piel o la diabetes son algunas de ellas.
La leche materna contiene probióticos.
La leche materna contiene probióticos.
GTRESONLINE

Cuidar de la microbiota es importante en todas las etapas de nuestra vida, ya que tiene un fuerte impacto en nuestro sistema inmunitario y digestivo. Es normal que al tener una microbiota alterada aparezca la hinchazón, los gases, el malestar estomacal, seamos vulnerables a más enfermedades... Por eso, ¿cómo puede ayudar la leche materna a la microbiota de los lactantes?

La leche materna contiene probióticos

La leche materna, además de ser un alimento muy nutritivo para los bebés, contiene probióticos y prebióticos naturales. Los probióticos son microorganismos vivos, mientras que los prebióticos son "sustancias no digeribles que estimulan selectivamente el crecimiento favorable de las bacterias probióticas", según afirma el estudio Microbiota de la glándula mamaria.

Esto convierte a la leche materna en un valioso alimento que permitirá que estos microorganismos vivos vayan colonizando el intestino de los bebés, lo que tendrá muchos beneficios para ellos durante su crecimiento. Aunque, la microbiota debe continuar cuidándose durante toda la vida. 

Ayuda a desarrollar un sistema inmunológico fuerte

Cuando la microbiota está equilibrada, el sistema inmune se encuentra en correcto estado para hacerle frente a determinadas enfermedades. Por lo tanto, la lactancia materna ayudará a que los bebés empiecen a desarrollar un sistema inmunológico fuerte para estar protegidos frente a enfermedades infecciosas.

Reduce el riesgo de padecer alergias

Otro de los beneficios de la lactancia materna en la microbiota de los lactantes es que se van a evitar el desarrollo de muchas alergias. Según la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), en España la prevalencia del asma en pediatría es de un 10%.

Hasta este punto es importante tener una buena microbiota desde los primeros años de vida. Por esta razón, la lactancia materna es muy positiva y conviene aprovechar, sobre todo, el calostro. Ese líquido que sale al inicio de la lactancia y que se considera "oro líquido" por sus excelentes propiedades.

Previene el desarrollo de la diabetes

Se han llevado a cabo varios estudios, como Microbiota y diabetes mellitus tipo 2, que han puesto en relación el desarrollo de la diabetes con la microbiota. La lactancia materna al favorecer el desarrollo de una microbiota en buenas condiciones puede prevenir esta enfermedad desde bebés.

Ayuda a evitar la obesidad

Además de la diabetes, otro beneficio que tiene la lactancia materna en la microbiota de los lactantes es que va a prevenir que en un futuro cercano, cuando sean niños, sean obesos. Aunque los buenos hábitos alimentarios ayudarán, en el futuro, la lactancia puede ser una buena forma de empezar a contribuir a la prevención de un problema que afecta a muchos niños en España.

Como podemos darnos cuenta, la lactancia materna tiene beneficios para la microbiota de los lactantes tanto a corto como a largo plazo. Como bien explica la AEPED, "a largo plazo los niños no amamantados padecen con más frecuencia dermatitis atópica, alergia, asma, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal, obesidad, Diabetes Mellitus, esclerosis múltiple y cáncer".

Aunque en el futuro esos bebés que se convertirán en niños y después en adultos deberán continuar cuidando su microbiota para mantenerse saludables, la lactancia materna es una buena manera de empezar. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento