Así es el síndrome del corazón roto, una afección cardíaca asociada a un estrés físico o emocional intenso

Un estudio demuestra la utilidad de la resonancia magnética cardíaca en pacientes con infarto agudo de miocardio
Afección cardiovascular.
20M EP
Un estudio demuestra la utilidad de la resonancia magnética cardíaca en pacientes con infarto agudo de miocardio

¿Es posible morir por una situación emocional extrema? Pasar por un momento intenso a nivel físico y emocional, como la muerte de un ser querido, puede generar sensaciones de malestar, como ansiedad, así como trastornos psicológicos, como una depresión. No obstante, lo cierto es que menos comúnmente pueden llegar a causar complicaciones médicas reales, como el llamado síndrome del corazón roto.

Aunque reciba este nombre, se trata de una afección cardíaca temporal asociada habitualmente a situaciones estresantes y emociones extremas. "Las personas con síndrome del corazón roto pueden tener dolor repentino de pecho o pensar que están teniendo un ataque cardíaco", explican los especialistas de Mayo Clinic.

¿Cuáles son los signos de alerta?

Conocido también como síndrome de Takotsubo, esta afección puede provocar síntomas como dolor en el pecho, dificultad para respirar, ansiedad, náuseas o una inusual frecuencia cardíaca. Afecta a una parte del corazón e interrumpe de manera temporal la función habitual del bombeo del corazón.

La persona puede sentir que experimenta una manifestación clínica similar a la provocada por un infarto de miocardio, aunque no es lo mismo. Se trata de "un fallo cardiaco que tiene los mismos síntomas que el infarto de miocardio, pero sin sus graves consecuencias", explican en la Fundación Española del Corazón (FEC)

Se produce en personas sin estrechamiento de las arterias coronarias y su pronóstico, a nivel general, es benigno. "La mortalidad infrahospitalaria es inferior al 5%, pero pueden producirse complicaciones graves en uno de cada cinco casos", añaden. 

¿Por qué ocurre? ¿Hay tratamiento?

Respecto a su origen, en el 90% de los casos, esta enfermedad viene provocada por "un estrés muy fuerte y súbito". Determinados estudios señalan que este estrés extremo "produce la liberación repentina de grandes dosis de catecolaminas, unas sustancias similares a la adrenalina que, a dosis muy altas, tienen un efecto tóxico sobre el corazón", subrayan en la FEC.

Las catecolaminas son un grupo de neurotransmisores que incluyen la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina, y que son vertidos en el torrente sanguíneo en situaciones de estrés, con el fin de preparar al cuerpo para actividades físicas intensas, como una huida o una lucha.

La clave para un diagnóstico correcto suele ser "el antecedente de un fuerte y repentino estrés y la ausencia, por lo general, de los factores de riesgo cardiovascular clásicos: tabaquismo, hipertensión arterial, hiperlipemia y diabetes", explican.

No existe un tratamiento específico para el síndrome del corazón roto. Sin embargo, en casi todos los casos se trata de una afección transitoria y temporal, que no tiene por qué repetirse ante nuevas situaciones estresantes. Adicionalmente, rara vez resulta fatal y existen estrategias de alivio sintomático.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento