Harvard advierte de que la contaminación atmosférica eleva el riesgo de demencia, incluso en niveles considerados 'seguros'

Contaminación atmosférica.
Contaminación atmosférica.
ELLA IVANESCU - UNSPLASH
Contaminación atmosférica.

La contaminación atmosférica se ha convertido en un problema serio en las grandes urbes contemporáneas, y cada día son más las que afortunadamente aprueban medidas para reducirla. Aún así, incluso en niveles considerados seguros la presencia de contaminantes en el aire conlleva riesgos para nuestra salud.

Así lo explica un metaanálisis llevado a cabo por la Escuela T.H Chan de Salud Pública, dependiente de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), sintetizado en el medio de divulgación de la propia institución académica The Harvard Gazette.

Hasta un 17% más de riesgo

El estudio tomó 51 trabajos de la última década al respecto y analizó sus posibles sesgos, seleccionando posteriormente 16 que se consideró que cumplían los criterios para el metaanálisis. 

Mediante este método, encontró que la literatura científica ha relacionado de manera inequívoca la exposición a la polución con contaminantes de partículas finas (PM2.5) con un riesgo más elevado de padecer demencia, incluso con niveles por debajo de los estándares considerados aceptables a día de hoy (por ejemplo, el estándar anual de la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense, que son 12 microgramos por metro cúbico de aire [μg/m3]). De hecho, algunas investigaciones concluían que cada 2 μg/m3 al año aumentaban las probabilidades de desarrollar demencia hasta en un 17%.

También otros contaminantes se asociaron a un riesgo elevado: por ejemplo, el óxido de nitrógeno (un 5% de aumento en el riesgo por cada aumento de 10 μg/m3 en la exposición anual) o el dióxido de nitrógeno (+2% de riesgo por cada +10μg/m3 anuales).

Un factor que afecta a muchas personas

Aún así, los propios autores hacen algunas advertencias sobre estas conclusiones. Por ejemplo, apuntan que existen varios factores de riesgo con una mayor asociación (como el nivel educativo o el hábito de fumar). Sin embargo, sí recuerdan que el número de personas expuestas a la contaminación ambiental es especialmente elevado. 

Este factor de riesgo, además, tiene otra particularidad. Mientras que otros como la dieta o el tabaquismo se modifican principalmente a través de las decisiones de los individuos, la polución del aire depende fundamentalmente de las políticas públicas.

Referencias

Maya Brownstein. Elevated dementia risk even when pollution is below EPA standards. Consultado online en https://news.harvard.edu/gazette/story/2023/04/new-tool-links-air-pollution-with-increased-risk-of-dementia/ el 17/04/2023

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento