La cocaína da mucha marcha, más placer sexual... 6 mitos sobre esta droga y las 6 dramáticas realidades

Una mujer joven esnifa cocaína
Una mujer joven esnifa cocaína
Getty Images/iStockphoto
Una mujer joven esnifa cocaína

"La cocaína es un potente estimulante del sistema nervioso central y una de las drogas más adictivas y peligrosas", según advierten desde el Plan Nacional sobre Drogas. 

Pese a ello, existen varios mitos extendidos socialmente que tienden a quitarle gravedad al consumo de esta droga. También se resaltan supuestos beneficios relacionados con el placer sexual y facilidad para granjear amistades y relaciones sociales, pero la realidad es bien diferente y mucho más dura, dañina para la salud y en ocasiones dramática.

Desde el Plan Nacional sobre Drogas apuntan a seis mitos bondadosos sobre el consumo de cocaína y seis realidades muy distintas.

Mito 1: La cocaína da mucha marcha

1) La cocaína da marcha. La realidad, según el equipo de expertos antidrogas del Gobierno, es que "la cocaína tiene un efecto estimulante pasajero (dura entre 30 y 60 minutos) tras el cual se produce un bajón intenso que causa cansancio, decaimiento y depresión".

Mito 2: Mejora las relaciones porque te desinhibes

2) Mejora las relaciones con los demás ya que ayuda a desinhibirse. La realidad, por contra, es que "el consumo abusivo de cocaína produce irritabilidad y agresividad, por lo que las relaciones sociales del consumidor se deterioran".

Mito 3: Las relaciones sexuales son más placenteras

3) Las relaciones sexuales bajo los efectos de la cocaína son más satisfactorias. La realidad, en cambio, es que el consumo habitual de cocaína disminuye el deseo sexual y ocasiona "problemas de erección y eyaculación en los varones, pudiendo llegar a producir impotencia e infertilidad", advierten los expertos del Plan Nacional sobre Drogas en su página web.

Mito 4: Lo cocaína es menos peligrosa que otras drogas

4) La cocaína es una droga menos peligrosa que otras sustancias. La realidad es bien distinta. "Las consecuencias que produce sobre la salud física y psicológica de sus consumidores son muy graves". Asimismo, junto con la heroína, es la causa principal de numerosos actos delictivos y violentos.

Mito 5: No pasa nada si se consume los fines de semana

5) No pasa nada si sólo se consume los fines de semana. La realidad, también en el caso de este mito, es muy diferente. "Consumir todos los fines de semana supone consumir más de 100 días al año, sin contar los periodos de vacaciones en los que también se consume, lo que conlleva un riesgo evidente", subrayan los expertos antidroga. Por otro lado, hay que tener en cuenta que los efectos del fin de semana se prolongan y afectan a los días siguientes.

Mito 6: La cocaína es fácil de controlar

6) Su uso es fácil de controlar. La realidad es que se trata de "una de las drogas con mayor capacidad de generar adicción" como se demuestra en el creciente número de personas que acuden a urgencias o a tratamiento por problemas relacionados con su consumo.

Cocaína rosa intervenida en Madrid
Cocaína rosa intervenida en Madrid
Policía Municipal de Madrid

Riesgos en la frecuencia cardíaca y en el cerebro

El consumo de cocaína provoca en el organismo el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, así como la disminución del flujo sanguíneo coronario y la mayor demanda de oxígeno, entre otros efectos, según un estudio conjunto de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), el Instituto Vasco de Medicina Legal y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental.

Además, según Science Alert, la cocaína es una de las sustancias más adictivas conocidas por los humanos. Interfiere con las vías de recompensa del cerebro, obligando a sus células a continuar bombeando señales placenteras hasta que el efecto de la droga desaparezca. Esto provoca que el cerebro de los adictos envejece a un ritmo acelerado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento