Las vacunas contra la Covid-19 no funcionan tan bien en personas con estas afecciones

  • Estudios revelan que los inmunodeprimidos tienen menos probabilidades de desarrollar inmunidad contra la enfermedad.
Una sanitaria sostiene un vial de una vacuna china contra la Covid en Tailandia.
Una sanitaria sostiene un vial de una vacuna china contra la Covid.
MAST IRHAM / EFE

La vacunación global contra el coronavirus será el punto decisivo para el fin de la pandemia en el mundo, pero no todo es tan sencillo: diferentes estudios revelan que hay pacientes en los que la vacuna no protege tanto como en otros.

Tal y como recoge Gizmodo, diversos estudios revelan que las personas inmunodeprimidas tienen menos probabilidades de desarrollar inmunidad contra el coronavirus tras ser vacunadas.

Aunque ya se sospechaba que esto ocurriría antes de la creación de las vacunas, ahora se sabe que el virus puede causar enfermedades más graves y sobrevivir mucho más tiempo en personas inmunodeprimidas, debido a la respuesta inmune más débil generada en su contra.

Este mismo motivo puede provocar también que los inmunodeprimidos que han pasado la enfermedad sean más susceptibles a la reinfección, algo que en el resto de pacientes se considera raro.

Uno de los estudios analizó a cientos de receptores de trasplantes de órganos. La investigación demostró que solo el 15% producía anticuerpos contra el coronavirus tras la primera dosis de una vacuna de ARNm. Con la segunda dosis, solo el 54% lo hizo. 

Aunque los anticuerpos no son el único indicador de inmunidad, otras investigaciones han probado que la gran mayoría de las personas, después de una infección o vacunación, crean anticuerpos y tienen una inmunidad sólida.

Los científicos explican que los receptores de trasplantes de órganos y las personas con afecciones como ciertos cánceres deben tomar medicamentos inmunosupresores o tratamientos como radiación que debilitan artificialmente su sistema inmunológico.

La cuestión es que también hay personas que nacen o desarrollan deficiencias inmunológicas que debilitan la capacidad del cuerpo para generar una respuesta inmunitaria eficaz a la infección o a la vacunación. Así, se cree que alrededor de 10 millones de estadounidenses están inmunodeprimidos de alguna manera, lo que los deja en mayor riesgo de sufrir un cuadro grave de Covid-19 incluso tras ser vacunados.

"El riesgo es muy diferente para las personas en mi situación. Por lo tanto, me estoy desenvolviendo en mi día a día como si no estuviera inmunizado", dijo Maria Hoffman, receptora de un trasplante de riñón, al Washington Post.

Los expertos creen que las vacunas de refuerzo pueden mejorar la situación de estas personas inmunodeprimidas. Pero algunas voces se han alzado ya en Estados Unidos contra la relajación de medidas propuesta por las CDC, como la no obligatoriedad de las mascarillas en los ya vacunados, porque pueden poner en peligro a los inmunodeprimidos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento