Tres beneficios que tiene estirar nada más despertarnos

Etse set de rodillos es ideal para realizar estiramientos completos.
Estiramientos.
Freepik

Estirar es una de las principales recomendaciones tras la realización de una práctica deportiva, algo fundamental para evitar lesiones. Sin embargo, también puede suponer beneficios físicos cuando se realizan estiramientos nada más despertar.

Hay muchas personas que, nada más levantarse, desayunan y hacen algo de deporte antes de comenzar con el estrés y la rutina del día a día, un gesto muy recomendable que, si combina estiramientos, es de lo más saludable.

Beneficios de estirar al levantarse

El primero de los beneficios que tiene el estiramiento es el de aumentar la circulación en el cuerpo y mejorar la respiración, tal y como indican desde el Centro Berasaun, especializado en rehabilitación y fisioterapia. Así, realizar ejercicios de estiramiento suaves y progresivos después de haber pasado varias horas inactivos, en una misma postura y sin apenas movimiento ayudará a comenzar el día de otra forma.

Por otro lado, esta práctica ayuda a mejorar la elasticidad y flexibilidad en las distintas partes del cuerpo, algo fundamental para mantenerse ágil y dinámico, sobre todo, cuando se empiezan a cumplir años, evitando lesiones y dolores causados por las malas posturas.

El tercer y último beneficio tiene que ver más con la mente que con el cuerpo. De hecho, ser conscientes de los movimientos al despertar, de los estiramientos, que pueden acompañarse de bostezos profundos, y de la respiración ayuda a despejar la mente y a mejorar el estado de anímico nada más despertarse, ya que estos movimientos ayudan a liberar endorfinas.

Consejos para hacer los estiramientos matutinos

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los primeros estiramientos deben ser suaves, como los que realizan los niños nada más despertar. Después, para hacer otros estiramientos focalizados en partes concretas, hay que calentar el cuerpo.

Para ello, tal y como indican desde Massalud, especializados en fisioterapia, osteopatía, masaje deportivo y terapéutico, se puede caminar un poco por la casa y sacudir los brazos y las piernas. Tras ello, ya se pueden comenzar a hacer estiramientos progresivos, empezando poco a poco, ya que la flexibilidad se gana con el tiempo y la constancia, convirtiendo esto es una rutina. 

Los estiramientos del cuello están muy recomendados para aliviar el dolor tras pasar la noche en una misma postura. Para ello, basta con moverlo lentamente en todas direcciones, manteniendo varios segundos en cada zona. 

Para la espalda también se pueden hacer otros estiramientos, comenzando con un calentamiento que consiste en girar suavemente el tronco. Después, sentado, habrá que inclinarse hacia delante, aguantando unos segundos y volviendo a la posición inicial durante varias repeticiones.

Las extremidades también son importantes para la mejora de la circulación y de las articulaciones. Existen muchos ejercicios para estirar brazos, piernas, así como hombros, incluyendo zonas más específicas como el pecho. Lo importante es que se hagan manteniendo una correcta postura y sin forzarse demasiado, haciendo los ejercicios progresivamente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento