Una dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus reduce en un 75% las infecciones asintomáticas

Una enfermera estadounidense prepara una dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus.
Una enfermera estadounidense prepara una dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus.
EFE / EPA /CJ GUNTHER

Una sola dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer/BioNTech puede reducir en un 75% el número de infecciones asintomáticas de Covid-19, según indica un estudio llevado a cabo por la Universidad de Cambridge.

Estos datos, que proceden del análisis de los resultados de miles de pruebas llevadas a cabo en el Hospital Addenbrooke, suponen que la vacuna podría reducir significativamente el riesgo de transmisión del virus de personas asintomáticas, además de proteger a otras de enfermarse, informa la Universidad de Cambridge en un comunicado.

Durante un período de dos semanas entre el 18 y el 31 de enero, el equipo investigador examinó a trabajadores sanitarios vacunados y no vacunados mediante 4.400 pruebas PCR por semana.

El estudio, que aún no ha sido revisado por pares, observó una disminución en un 75% en el riesgo de infección asintomática de Covid-19 entre los trabajadores de la salud más de 12 días después de la administración de la primera dosis. Asimismo, el nivel de infección asintomática también se redujo a la mitad en los que habían recibido la primera dosis de Pfizer hacía menos de 12 días.

"Esta es una gran noticia: la vacuna de Pfizer no solo brinda protección contra la enfermedad del SARS-CoV-2, sino que también ayuda a prevenir la infección, reduciendo la posibilidad de que el virus se transmita a otras personas", ha indicado Mike Weekes, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Cambridge.

No obstante, Weekes ha recordado que "la vacuna no brinda una protección completa para todos. Todavía necesitamos distanciamiento social, mascarillas, higiene de manos y pruebas periódicas hasta que la pandemia esté mucho mejor controlada", ha advertido.

El doctor Nick Jones, autor principal del estudio, también ha valorado positivamente este descubrimiento. "Nuestros hallazgos muestran una reducción dramática en la tasa de pruebas de detección positivas entre los trabajadores sanitarios asintomáticos después de una única dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech. Es una noticia fantástica tanto para el personal del hospital como para los pacientes, que pueden estar seguros de que la estrategia actual de vacunación masiva protege contra la transmisión asintomático del virus además de la enfermedad sintomática, lo que hace que los hospitales sean lugares aún más seguros", ha indicado este experto en enfermedades infecciones de la Universidad de Cambridge.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento