Cómo hacer potaje de garbanzos con verduras, paso a paso

Un potaje de verduras puede estar sabroso sin echar mano de proteína animal.
Un potaje puede estar sabroso sin echar mano de proteína animal.
WIKIMEDIA/miikkahoo

Las legumbres son uno de los platos por excelencia durante los meses de frío, que, aunque nos pese, ya han llegado. Los garbanzos son uno de los clásicos de nuestras legumbres, junto a lentejas y alubias.

Sus variedades más comunes son el garbanzo castellano, el pedrosillano y el lechoso. Fueron los árabes quienes trajeron a la Península esta leguminosa que hoy tanto nos gusta en cualquiera de los tipos de cocido que se elaboran en España.

Los garbanzos son bien sanos. Como las otras legumbres, tienen un alto contenido en proteínas, son ricas en almidón y fibra, y no contienen grasa. Sin embargo, suele pasar que al prepararlos añadimos algún tipo de proteína animal; vamos que echamos un hueso de jamón o un buen trozo de pollo, cerdo o ternera. "Es para darle sabor", nos justificamos.

Pero podemos hacer un plato de garbanzos y que esté bien sabroso sin echar carne alguna. El potaje de verduras de esta receta va a estar bien rico y sin echar mano de ninguna proteína animal. Sólo con cebolla, ajo, zanahoria, puerro, tomate y espinacas... pero, por supuesto, puedes hacerlo con las verduras que más te gusten.

Ingredientes

  • Garbanzos (350 gramos)
  • Espinacas (200 gramos)
  • Cebollas (2)
  • Ajo (6 dientes)
  • Zanahorias (3)
  • Puerro (1)
  • Tomates (2)
  • Perejil fresco
  • Laurel (1 hoja)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra

Información adicional

  • Tiempo de elaboración: 2 horas y media (en olla normal)
  • Calorías: unas 200 por ración

Elaboración

  1. La noche anterior ponemos los garbanzos a remojo (deben estar en agua al menos 10 horas).
  2. Escurrimos los garbanzos.
  3. Pelamos 4 ajos y una de las cebollas.
  4. En una olla ponemos la cebolla cortada en dos, los 4 dientes de ajo, perejil, una hoja de laurel y sal.
  5. Cubrimos con agua y ponemos al fuego.
  6. Incorporamos los garbanzos cuando el agua comience a hervir (el agua debe cubrir los garbanzos con 2 o 3 cm de margen).
  7. Dejamos a fuego medio durante una hora y media.
  8. Mientras, haremos un sofrito de verduras.
  9. Pelamos y cortamos la otra cebolla y los otros dos dientes de ajo.
  10. Lo echamos todo en una sartén con aceite caliente y dejamos que se haga, a fuego bajo, unos diez minutos.
  11. Pelamos y cortamos las zanahorias y lo añadimos a la sartén. Otros diez minutos.
  12. Troceamos el puerro, lo sumamos al sofrito y lo dejamos hacerse diez minutos más.
  13. Pelamos, cortamos y machacamos los tomates en el mortero.
  14. Lo echamos a la sartén y dejamos otros cinco minutos.
  15. Pasada la hora y media de nuestra olla al fuego, incorporamos el sofrito y las espinacas.
  16. Dejamos que el potaje se siga haciendo a fuego bajo otra hora, más o menos (hasta que el garbanzo esté tierno).
  17. Dejamos reposar fuera del fuego al menos media hora (de hecho siempre estará más bueno de un día para otro) y a comer.

Apúntate a la newsletter de Cocina en 20' y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento