En la época de la comida rápida, los cebiches, los tatakis y los risottos han ido relegando sabores como el atún en manteca, los callos con garbanzos o el Moscatel pero no han desaparecido ni mucho menos. Aún quedan templos gastronómicos, locales que se mantienen fieles a sus valores y a su clientela sin variar costumbres ni recetas.

Página 1 de 3