Dinos cómo duermes... ¡y te diremos si debes apostar por la manta o el nórdico más vendidos de Amazon!

Es importante apostar por ropa de cama que se adapte a nuestras necesidades.
Es importante apostar por ropa de cama que se adapte a nuestras necesidades.
Freepik
Es importante apostar por ropa de cama que se adapte a nuestras necesidades.

Pasar frío en la cama, en invierno, no es una opción, pero sobre gustos no hay nada escrito. Mientras que los más calurosos no conciben el descanso arropados hasta las cejas, otros tantos no consiguen conciliar el sueño si no hay unos buenos calcetines que recojan sus pies y un par de mantas. Claro que, más allá de los gustos personales, hay unos mínimos a los que es impensable renunciar si en nuestra ciudad los termómetros no superan los diez grados o si queremos ser eficientes y no derrochar más de lo debido en calefacción. Edredones y colchas parecen haber dejado así, a las mantas y las fundas nórdicas como los accesorios de cama favoritos de la mayoría, pues, además de ser de lo más estéticos, cumplen la función encomendada: dar calor.

Sin embargo, y aunque algunos no se lo planteen, estas opciones no tienen que ser válidas para todo el mundo. De hecho, depende mucho de cómo somos y nuestras necesidades (o exigencias) a la hora de dormir la elección de una fórmula u otra, pues, mientras una es ideal para aquellos que necesitan sentir el peso de la ropa de cama mientras descansan, la otra es ideal para los que prefieren, a mitad de noche, sacar un pie o un brazo para sentir el fresquito... ¡y descansar aún más a gusto!

¿Eres más de funda nórdica o de manta?

La funda nórdica, para frioleros. Hay quienes, incluso en verano, necesitan sentir la presión de la sábana mientras duermen, pues si no son incapaces de conciliar el sueño. De hecho, destaparse es la mayor de sus pesadillas: si notan el fresquito, se despiertan al instante. Su opción ideal es, por tanto, las fundas nórdicas, ya que son muy cálidas, compactas al tiempo que mullidas y, además, si se hace bien la cama, es difícil que acaben a los pies de la cama. La que hemos seleccionado bajo estas líneas es de Pikolin y, también, la más vendida de Amazon: cosecha grandes valoraciones por sus prestaciones antiácaros, casi cinco estrellas doradas y su precio está bastante ajustado. Eso sí, según el tamaño este variará.

La funda nórdica, de Pikolin.
La funda nórdica, de Pikolin.
Amazon

La manta, para calurosos. Aunque en la calle las temperaturas rocen los cero grados (o menos), hay quienes no pueden soportar pasar calor mientras duermen; y, por ello, necesitan ropa de cama que puedan apartar (o poner) a su antojo durante la noche para asegurar un buen descanso. Para ellos, las mantas son la mejor opción ya que, combinadas con las sábanas permiten un abanico más amplio de posibilidades a las que acceder en caso de las necesidades corporales. La más vendida de Amazon puede ser ideal para ello, pues, además, destaca por su tejido ‘microplush’, su tacto y por ser 100% compatible con la lavadora.

La manta, de AmazonBasics.
La manta, de AmazonBasics.
Amazon

¿Quieres descubrir las mejores ofertas? Apúntate a nuestra Newsletter.

En 20Minutos buscamos las mejores ofertas de Amazon y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento