Receta fácil y rápida de sorbete de mango

Con mango, hielo y zumo de naranja se hace un sorbete estupendo.
Con mango, hielo y zumo de naranja se hace un sorbete estupendo.
WIKIPEDIA/stu_spivack

El sorbete fue el primer postre helado. La palabra sorbete procede del turco şerbet, y este del árabe clásico šarbah 'trago," quizá por influencia del italiano sorbire.

El sorbete admite cualquier tipo de fruta y se diferencia del helado en que no contiene ingredientes grasos (tampoco huevo). El resultado es un postre semi-helado más líquido y menos cremoso.

El de limón es uno de los clásicos del verano (aunque haya acabado en una parodia de sí mismo, con ese medio limón congelado y relleno de sorbete). Pero, como decimos, el sorbete admite todo tipo de fruta. Esta vez hemos elegido el de mango.

Ingredientes

  • Dos mangos
  • El zumo de dos naranjas o de un limón
  • Cubitos de hielo (unos 200 gramos)
  • Azúcar, miel o algún otro tipo de endulzante
Opcional:
  • Unas hojas de albahaca
  • Un toque de cava

Información práctica

  • Tiempo de elaboración: 15 minutos
  • Calorías: unas 135 kcal

Elaboración

  1. La noche anterior, guardamos los dos mangos en la nevera.
  2. Ya con ellos, pelamos, retiramos el hueso (apurando la carne cuanto podamos) y troceamos.
  3. Exprimimos las dos naranjas o el limón.
  4. En el vaso de nuestra batidora ponemos los trozos de mango, el zumo y batimos hasta lograr una mezcla homogénea.
  5. Si queremos darle un toque de cava, este es el momento.
  6. Añadimos los hielos y volvemos a batir (el hielo ayudará a lograr una textura más cremosa).
  7. En este punto, podemos echar unas hojas de albahaca y, si somos muy golosos, podemos endulzar con lo que nos apetezca (pero el mango, recuerda, ya tiene azúcar).
  8. Volvemos a batir.
  9. Si le falta consistencia, ponemos más hielo y batimos de nuevo.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento