Cinco falsos mitos sobre el yoga

  • El yoga prepara el cuerpo y la mente para la meditación y practicarlo ayuda a reducir la ansiedad y el estrés.
  • Las posturas tienen diferentes niveles para ir progresando.
Clase de yoga
El yoga es una disciplina de crecimiento personal.
GTRESONLINE

El yoga es una práctica que cada vez gana más adeptos. Por eso, ya no solo hay centros especializados que la imparten, sino que esta actividad puede realizarse en los gimnasios que la ofrecen. Todos sabemos que es muy beneficiosa para relajarse, gestionar mejor la ansiedad y calmar el estrés. Pero existen cinco falsos mitos sobre el yoga que se consideran ciertos y no lo son.

1. Las posturas son difíciles

Algunas personas no se animan a practicar yoga porque creen que las posturas son difíciles, así que consideran que están destinadas para la gente más joven, como indica The Holistic Concept. Sin embargo, esto no es cierto. Todas las posturas tienen su grado de dificultad y se adaptan a todo tipo de personas.

Lo que pretende el yoga es que las posturas se hagan cada vez mejor y para eso no hay edad ni tampoco se requiere de flexibilidad. Esta se irá obteniendo con la práctica frecuente de esta actividad. Además, hay varios tipos de yoga.

2. Solo sirve para corregir la postura y ganar flexibilidad

Este es otro de los falsos mitos sobre el yoga que suele llevar a equívocos. A veces, se cree que el yoga solo tiene un objetivo. Para algunas personas es la corrección postural, para otras puede ser la mejora de la flexibilidad. Pero los beneficios de esta práctica van más allá, porque es una técnica muy amplia.

El yoga mejora el equilibrio, fortalece el cuerpo, previene y trata las lesiones, aumenta la agilidad y la flexibilidad, mejora el rendimiento muscular respiratorio, entre otros beneficios, según la Fundación Femeba.

3. Se practica en clase

El yoga es una práctica que puede realizarse en cualquier momento del día, por lo que es un error creer que solo está destinada a ejecutarse en una clase específica. Esto es así porque lo que se aprende con esta actividad es a tener una mayor conciencia del cuerpo.

Pero, además el yoga incorpora otra serie de prácticas de las que no se suele hablar como la relajación, la meditación y los ejercicios de respiración que pueden ser de gran utilidad en un momento de ansiedad.

4. Es una actividad física

Este es otro de los grandes falsos mitos sobre el yoga y es pensar que solo se centra en la parte física. En realidad, esta práctica tiene como objetivo preparar tanto al cuerpo como a la mente para la meditación, como indica The Holistic Concept. Por lo tanto, no es solo una actividad física.

Durante todo el ejercicio con posturas debe haber una concentración en cada movimiento para hacerlos plenamente conscientes. Así, para finalizar la práctica, se hará una meditación que suele durar unos diez minutos.

5. El yoga solo es para mujeres

Es cierto que son muchas las mujeres que asisten a las clases de yoga, pero esto no significa que sea una práctica solo para mujeres. Todas las personas pueden beneficiarse de ella, incluso los niños más pequeños. No solo se gana flexibilidad o mayor conciencia del momento presente. También calma y serenidad.

El yoga es una práctica que deberíamos practicar como mínimo unas dos veces a la semana. Vivimos en una sociedad donde la ansiedad y el estrés son problemas crecientes, y este tipo de actividad puede ayudar. Ahora ya no hay ningún mito que nos impida hacerlo. El yoga es para todos, independientemente de la edad, género o de la flexibilidad que tengamos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento