Cómo cultivar ajos en una maceta

Ajo, ajos.
Cultivo.
EUROPA PRESS - Archivo

El ajo es fuente de proteínas, de minerales como el potasio, fósforo y yodo, de vitaminas del grupo B y de compuestos sulfurados que poseen propiedades con efectos saludables para el organismo, sobre todo por las sustancias antioxidantes. 

Se trata de uno de los ingredientes más utilizados en la cocina y es posible cultivarlo en casa de forma sencilla ya que no requiere demasiado mantenimiento. Si no dispones de un jardín o un espacio puedes probar a hacerlo en una maceta. Tan solo tienes que seguir estas recomendaciones. 

Pasos para sembrar ajos en una maceta

Una buena época para plantar el ajo es el otoño y se trata de un cultivo bastante tardío ya que se recolecta al cabo de varios meses. En primer lugar, para cultivar en una maceta o en pequeñas jardineras hay que adquirir un ajo que puede ser especial para sembrar o de supermercado. 

Para cultivar ajos hay que plantar sus dientes, aunque si se quieren obtener ajos tiernos o ajetes la forma de plantar varía y se introduciría toda la cabeza. La maceta tiene que estar compuesta por sustrato con un buen drenaje y rico en nutrientes. Puedes optar por añadir compost o arena. 

Una vez preparado, hay que pelar los ajos y sacar la cáscara para sacar los dientes. ¿Cuáles se pueden utilizar para sembrar? Es importante seleccionar aquellos que sean de mayor tamaño, que no tengan manchas y que estén duros y presenten firmeza.

Después, coloca los ajos en posición vertical dentro de la tierra de la maceta. Tienes que enterrarlos unos centímetros y la parte puntiaguda tiene que quedar hacia arriba. Respecto al riego, el primero tiene que ser abundante, pero debes saber que esta planta requiere muy poca agua y un exceso podría provocar que los bulbos se pudran o que aparezcan hongos. Este vídeo del canal de YouTube, La Huerta de Iván, explica como cultivar de forma correcta ajos en macetas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento