15 consejos para una protección solar integral, según los farmacéuticos

Una mujer toma el sol tumbada en una hamaca.
Una mujer toma el sol tumbada en una hamaca.
Andrey Popov / GTRES

A pocas semanas de que comience el verano y con el aumento de temperaturas, muchas personas acuden a las piscinas y playas a tomar el sol. La exposición solar estimula la producción de vitamina D en nuestro organismo, puede ayudar a controlar algunas afecciones crónicas de la piel y genera una sensación de bienestar. Sin embargo, la exposición a los rayos ultravioleta puede causar efectos negativos en nuestra salud. 

Por esta razón, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha lanzado una campaña dirigida a la población con recomendaciones para una correcta fotoprotección integral, sobre todo teniendo en cuenta las semanas de confinamiento. "La piel y los ojos han sufrido los efectos del confinamiento y es muy importante tenerlo en cuenta antes de exponerte al sol, ya que es posible que la producción de vitamina D no haya sido suficiente", destacan. 

Por otra parte, el uso de mascarilla es obligatorio durante esta "nueva normalidad" en espacios cerrados y públicos cuando no se pueda mantener la distancia mínima de seguridad. Esto no implica que no se utilice protección solar para la piel, aunque este cubierta por la mascarilla.

En este sentido, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha elaborado una guía de 15 consejos para lograr una fotoprotección integral en el marco de la campaña anual Fotoprotección 2020

1. Alimentación y vitamina D

Después de haber estado confinados en casa durante tantos días puede que sea necesario reforzar nuestra dieta para equilibrar su producción al haber reducido la exposición al sol. La vitamina D se encarga de incrementar la concentración de calcio y mantener los huesos sanos y fuertes. Los alimentos ricos en esta vitamina pueden ser pescados azules, huevos y lácteos. Sin embargo, no es recomendable "tomar por iniciativa propia suplementos de vitamina D, sin consejo sanitario", señalan.

2. Las mascarillas no protegen de la radiación

La radiación ultravioleta (UV) no se percibe, pero es la que mayor efecto puede tener sobre nuestra piel que está expuesta, principalmente, a las radiaciones UVB y UVA. Estas pueden causar efectos negativos en la salud como quemaduras, arrugas, enrojecimiento, alergia e incluso cáncer de piel. 

Por ello, hay que utilizar protector solar en la piel cubierta por la mascarilla. "Recuerda que no todas las mascarillas protegen frente a todos los tipos de radiación". 

3. Utilizar lentes adecuadas

Para una correcta fotoprotección se deben usar gafas con filtro UV. Si no es así, se "produce dilatación pupilar, aumentando la entrada de rayos UV dañinos al ojo pudiendo derivar en mareos, visión doble, cefaleas y otros síntomas".

4. Dieta saludable

Mantener unos hábitos saludables es clave para lograr una fotoprotección integral. El consumo de frutas y verduras ayuda a prevenir los daños solares desde el interior del organismo.

5. Gafas de sol homologadas

Para que unas gafas nos protejan realmente de la luz solar tienen que estar homologadas. "La incidencia de rayos UV en los ojos de forma continuada contribuye a la aparición de cataratas, queratitis o conjuntivitis". Puedes adquirir este tipo de gafas en ópticas o en farmacias.

6. Cómo aplicar el protector solar

¿Cuántas veces tengo que aplicar protector en la piel? ¿Cuánto tiempo antes de tomar el sol? El protector o crema solar debe aplicarse, al menos, media hora antes de la exposición solar. Respecto a su renovación, conviene hacerlo cada dos horas sin olvidar zonas como la nariz, las orejas, los pies o la calva.

7. Hidratación adecuada

El verano también implica la llegada de olas de calor. Para prevenir los efectos perjudiciales del calor (insolación, síncopes, golpe de calor, agotamiento...) es muy importante mantenernos hidratados y beber mucha agua aunque no se sienta sed. 

Para una protección solar completa también es importante mantener una correcta hidratación, beber dos litros diarios de agua y consumir alimentos ricos en agua.

8. Protegerse en los días nublados

Cuando el día está nublado y no aparecen los rayos de sol tendemos a pensar que no es necesario proteger nuestra piel. Es un error porque los rayos ultravioleta continúan incidiendo en la dermis. 

Por eso, hay que utilizar fotoprotección y gafas de sol homologadas durante estos días. "Unas gafas de sol inadecuadas no protegen y además pueden poner en peligro tu salud ocular". 

9. Exposición solar: horarios

Hay que evitar tomar o exponernos al sol en determinadas horas del día que pueden ser perjudiciales para el organismo por las altas temperaturas. En este sentido, no es recomendable hacerlo en las horas centrales del día, esto es, entre las 12.00 y las 16.00 horas.

10. Fotoprotectores orales

Estos productos son "unos complementos alimenticios que incluyen, entre otros, compuestos antioxidantes, bioflavonoides, carotenoides, vitamina C, vitamina E, minerales como el selenio, extracto de té verde, ácidos grasos omega-3 o coenzima Q10, que contribuyen a la fotoprotección celular".

11. ¿Es recomendable utilizar gafas oscuras?

Como se comentaba en el apartado anterior, para que unas gafas de sol sirvan como herramienta fotoprotectora de las radiaciones ultravioleta deben ser homologadas, adecuadas para la conducción y presentar fidelidad del color. "Unas gafas oscuras no significan mayor protección". 

12. Precaución con la población vulnerable 

Aunque es cierto que una inadecuada exposición solar puede tener consecuencias negativas para cualquier persona, hay que prestar atención a determinados grupos más vulnerables como es el caso de las mujeres embarazadas, niños y personas mayores.

13. Fotoprotección oral y tópica

Los productos orales para la protección solar pueden utilizarse, tal y como se recomendaba anteriormente, pero deben ser un complemento y no un sustituto de las cremas y/o fotoprotectores de aplicación tópica. Los orales pueden reforzar su acción, pero nunca debemos olvidarnos de su aplicación. 

14. ¿Cuándo acudir al dermatólogo?

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos insiste en esta guía que, ante cualquier evolución de un lunar o de una peca, es necesario acudir al dermatólogo para que pueda examinarlo.

15. ¿Tomas alguna medicación?

En este caso, tienes que consultar primero al personal farmacéutico para que no exista ningún peligro al aplicarte algún fotoprotector solar. "Existe el riesgo de que tu piel reaccione de forma anormal durante la exposición solar. El farmacéutico te ayudará a elegir el protector solar más adecuado para tu tipo de piel". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento