Llega el calor y, con él, la pérdida de apetito...¿a ti también te pasa?

Hay que controlar la alimentación y la ingesta de nutrientes cuando sufrimos inapetencia
Hay que controlar la alimentación y la ingesta de nutrientes cuando sufrimos inapetencia
Freeppik

Los beneficios del verano en nuestro cuerpo y nuestro estado de ánimo son más que evidentes. La exposición a la luz solar aumenta la producción de serotonina, que nos hace sentir más alegres; y también mejora la sintetización de la vitamina D, que es importante para mejorar la densidad ósea y el regular el funcionamiento hormonal.

Pero el aumento de las temperaturas conlleva, en algunos casos, que perdamos el apetito. La disminución de la sensación de hambre puede conllevar a una menor ingesta de nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo funcione correctamente, sobre todo en el caso de los adultos mayores o de niños. Pero, ¿por qué perdemos el hambre con el calor?

La dietista y nutricionista de la clínica Alimmenta, Marisa Burgos, nos explica los factores que influyen en esta disminución del apetito:

  • Como sudamos más aumentamos la ingesta de líquidos que llenan el estómago, por lo que este deja de enviar la señal de hambre al cerebro a través de una hormona llamada grelina.
  • Durante el verano, el calor provoca que necesitemos menos energía para regular nuestra temperatura corporal, mientras que en el invierno el cuerpo invierte mayor energía para regular la temperatura.
  • Pasamos más horas al aire libre lo que nos hace estar menos pendientes de la nevera.

Pero entonces se nos plantea otro interrogante: ¿por qué aumentamos de peso en verano? No es raro volver de las vacaciones, subirse a la báscula y descubrir que hemos vuelto de viaje con un par de kilos encima. ¿A quién no le ha pasado? Si tú también te has planteado la misma duda, esta nutricionista te explica el porqué.

“En general, sucede porque aumentamos el aporte de las 'calorías líquidas' a través de cervezas, sangrías, refrescos, helados hipercalóricos y, aunque, esto nos refresca, hace que el aporte calórico diario sea elevado”. Además, apunta que durante estos viajes es más habitual comer fuera de casa: “en los restaurantes las raciones suelen ser más grandes y con más cantidad de aceites y grasas”. 

Cómo combatir la pérdida de apetito

Para contrarrestar los efectos del calor en nuestro cuerpo y nuestro apetito y mantener una correcta nutrición durante estos meses de verano, es muy importante hidratarse y, al mismo tiempo, controlar que nuestra orina sea clara para descartar problemas. 

"Este suministro de líquidos nos permitirá mantener un balance hídrico correcto, al reponer todo lo que perdemos por sudor, respiración y orina", apunta Marisa Burgos. Pero, además de beber muchos líquidos, esta nutricionista también nos deja varias recetas que nos ayudarán a luchar contra la inapetencia estival y mantener una correcta nutrición. Lo mejor es que son ideas muy refrescantes, perfectas para el verano:

  • Hacer una ensalada con legumbres, pasta o arroz y añadir proteínas como atún, huevo o tofu o queso fresco, haciendo un plato único.
  • Beber gazpacho o alguna sopa o crema fría con semillas o frutos secos y hacer un segundo plato con un poco de patata y pescado, por ejemplo.
  • Hacer en casa batidos o helados a base de frutas y lácteos como yogures o kéfir.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento