Cómo combatir las fake news del coronavirus

Busca fuentes oficiales y no colabores en el contagio del virus de la desinformación.
Busca fuentes oficiales y no colabores en el contagio del virus de la desinformación.
Freepik

El coronavirus es una realidad ante la que los ciudadanos buscan información para saber cómo puede afectarles. Pero, ¿a qué tipo de información se está accediendo? ¿Qué información se está difundiendo en redes sociales, a través de WhatsApp o en cualquier conversación en la oficina?

Se tarda dos semanas en incubar la enfermedad, pero a un usuario le cuesta 20 segundos compartir una noticia falsa sobre el coronavirus de Wuhan. Y si se va al detalle y tratamos de dar con hechos sobre su incidencia, se puede observar que presenta un índice de mortalidad más bajo que una gripe normal. La mayor epidemia es la desinformación.

No todo lo que hay en Internet es real ni es verdad; por eso, la aparición de fake news relacionadas con el Covid-19 puede avivar una histeria colectiva que cause más miedo que el propio virus.

¿Cómo luchar contra esto?

Es fundamental acudir a fuentes oficiales que expliquen qué está sucediendo. Para ello, páginas web como la del Ministerio de Sanidad español o la propia Organización Mundial de la Salud -OMS- ofrecen información actualizada sobre la que podemos basar nuestras actuaciones e incluso nuestras opiniones. De hecho, desde la OMS han lanzado un apartado para desmentir ciertos rumores cada vez más extendidos.

Las consultas más frecuentes buscan resolver cuestiones sencillas pero que quizá sean las que necesitan una mejor respuesta para lograr mantener la calma y poner las cosas en contexto.

¿Cómo se contagia el virus? ¿Cuáles son los síntomas del coronavirus? ¿Qué hacer si se aprecian estos síntomas? ¿Cuál es la incidencia real de la enfermedad?

Las redes sociales son foco de difusión de noticias falsas, aunque ya se está actuando y las principales plataformas se han sumado a la lucha contra las fake news.

Otro modo de averiguar si estamos ante noticias de dudosa veracidad consiste en consultar páginas especializadas en contrastar información y desmentir bulos.

Así, la tecnología se convierte en una herramienta para la desinformación pero también se pone al servicio de quien desea estar bien documentado sobre el tema y prefiere evitar que se propaguen esas noticias falsas que, al final, solo contribuyen a crear más alarma social.

Lo importante es mantener la calma, buscar fuentes oficiales y no colaborar en el contagio del virus de la desinformación. Como bien dijo el periodista Lorenzo Milá en televisión, “se extiende más el alarmismo que los datos”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento