Consejos para cuidar tu coche eléctrico y tenerlo siempre como nuevo

Coche eléctrico, enchufe, motor, vehículo, híbrido, sostenibilidad, transporte
La mecánica de los motores verdes es muy diferentes a la de los de combustible y necesitan un mantenimiento diferente.
EUROPA PRESS - Archivo

Los coches eléctricos son otro mundo. Además de que la decisión de adquirir uno de ellos requiere un cambio de mentalidad, hay que saber adaptarse a sus características y necesidades, y entender que su mantenimiento pasa por revisiones muy diferentes a las de los coches con motor de combustión.

Lo primero a lo que hay que prestar especial atención es a la batería. Una conducción adecuada y recargarla según las especificaciones de los distintos fabricantes podrá mejorar su vida útil y ahorrar varios miles de euros en su sustitución. Aunque cada vez más, los fabricantes dan la opción de no comprar una batería nueva si no de alquilarla, para reducir los costes a los propietarios.

Una vez que se pongan en práctica estos consejos para cuidar la batería de un coche eléctrico, hay que detectar cuáles son los elementos que deben revisarse y cuidarse tanto en un coche de este tipo como de combustible. Así, habrá que someter a mantenimiento:

  • Neumáticos
  • ​El filtro del habitáculo
  • ​Amortiguadores
  • ​Aislamientos
  • ​La dirección
  • Escobillas del limpiaparabrisas
  • Batería​ 
  • ​Líquido refrigerante
  • ​Sistema de frenado

Aunque quizás, este último elemento difiera un poco, ya que los coches eléctricos más modernos están equipados con frenada regenerativa para que el motor genere energía y se recargue, por lo que se desgastan menos que los de un coche de combustible.

Pero, por otro lado, al adquirir un coche eléctrico podrás librarte de revisar (y de pagar) las siguientes piezas y partes de la mecánica que son indispensables en un coche de combustible. Además, estos elementos provocan algunas de las averías más caras a las que se puede hacer frente. Por esta razón, el mantenimiento de un coche eléctrico puede ser alrededor de un 20% más barato que el de un vehículo convencional.

  • El filtro del aire
  • El del combustible
  • El aceite del motor y su filtro
  • Bujías 
  • Precalentadores
  • Embrague
  • Tubo de escape 
  • Correa de distribución
Mostrar comentarios

Códigos Descuento