Un hotel madrileño ofrece cocido y siesta "de postre" en el menú

  • Lo viene haciendo desde 2018 el Hotel Indigo Madrid Gran Vía.
Todos los ingredientes de un cocido madrileño dispuestos para su disfrute.
Tras un contundente cocido, lo mejor será una siesta.
WIKIPEDIA/jlastras

Con el frío, hay pocas cosas que apetezcan más que un plato de cuchara, como, por ejemplo, un reconstituyente cocido. No solo entramos en calor sino que le regalamos a nuestro paladar uno de los platos más sabrosos de nuestra gastronomía.

Y lo es con todas sus variaciones. Ya lo dice la Wikipedia: "Debido a sus numerosas variantes regionales el nombre del cocido suele ir acompañado del gentilicio relativo a su origen geográfico...". Efectivamente, las maneras de vivir y hacer el cocido son muchas.

Dice una encuesta que dos cada tres españoles se decantan por el cocido como su plato favorito para estos meses de invierno. La esencia se mantiene: garbanzos, verduras y carne, cocinados a fuego lento.

¿Y de postre? Una buena siesta puede ser el mejor "postre" tras un cocido en invierno. Es lo que vienen ofreciendo algunos establecimientos que se lo pueden permitir: básicamente restaurantes de hoteles.

Lo viene haciendo desde 2018 el Hotel Indigo Madrid Gran Vía. Todos los domingos, de diciembre a marzo, el restaurante de este establecimiento ofrece cocido y siesta de hasta dos horas y media en una de sus habitaciones por 45 euros.

El restaurante se llama El Gato Canalla y el menú incluye cocido, postre y bebida. Lo bueno es que por ese precio también tenemos la posibilidad de dormir una siesta de dos horas y media en una de sus habitaciones.

Una tradición, el cocido madrileño, seguida de otra, la típica siesta española. Este 2020 es el tercer año que el Indigo ofrece esta posibilidad. Hasta el 1 de marzo aún es posible disfrutar de un cocido con una buena siesta de "postre".

Hacer siesta en pleno verano sevillano

En Barcelona también un hotel ha llevado a cabo una oferta similar. Fue el hotel Vincci Mae, que en noviembre celebró unos viernes de cocido y siesta. La parte gastronómica se ofrecía por 26 euros y la siesta, por unos 35 más.

Pero que sepamos, la primera iniciativa de este tipo la tuvo la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia en 2007. Casi 200 hoteles sevillanos ofrecieron durante el verano la posibilidad de reservar una habitación por unas horas (de las 3 a las 7 de la tarde). En su caso no había cocido (hablamos del verano sevillano) y el acento se ponía en la siesta.

Se trataba de luchar contra la estacionalidad y la propuesta era vender habitaciones para la hora de la siesta, pensando especialmente en el turista que vagaba a esas horas por las calles de Sevilla con 40 grados a la sombra. Pagaban por ello un 20-25% de lo que costaba una noche. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento