¿Cómo arrancar tu coche en frío sin que sufra el motor?

El agarre de los neumáticos de reduce considerablemente con la lluvia.
El agarre de los neumáticos de reduce considerablemente con la lluvia.
PublicDomainPictures/Pixabay

Desde el pasado domingo, cuatro personas han perdido la vida en España por la borrasca Gloria, la peor de este invierno, que a su paso por el territorio nacional ha dejado municipios incomunicados, más de 200.000 alumnos sin clase, cortes de luz, afecciones al tráfico ferroviario y más de 2.600 kilómetros de carreteras afectadas por las nevadas.

Entre las consecuencias de la borrasca está una bajada drástica de temperaturas, ¿qué ocurre con los coches cuando las temperaturas bajan de la forma que llevan haciéndolo desde el pasado domingo? Arrancar en frío no es bueno para el correcto funcionamiento del motor de nuestro vehículo ya que muchos elementos mecánicos pueden verse alterados y, en cuanto a la parte eléctrica, también se verá afectada negativamente. Para evitar que poner el coche en marcha si está frío el motor pueda acabar dañándolo, es necesario seguir estos consejos: 

1. Cuidar los elementos externos

Si te encuentras la cerradura congelada o los cristales cubiertos por una capa de hielo es importante saber cómo solucionar el problema sin causar daños al vehículo ya que, por ejemplo, el parabrisas con el frío se vuelve más vulnerable.

2. Lo más importante: tener paciencia

Si tu coche es diésel debes esperar a que desaparezca el icono con forma de muelle desaparezca del cuadro de mandos porque corres el riesgo de que el combustible se haya congelado tras pasar una noche fuera del garaje a temperaturas muy bajas. Si es de gasolina, no hay problema, puedes arrancar nada más meter las llaves ya que su punto de congelación es mucho más bajo.

3. Todavía más paciencia

Poner el coche en marcha nada más arrancar tampoco es la mejor idea ya que, haber arrancado es un paso importante pero no significa que el motor haya alcanzado la temperatura óptima a la que está diseñado para funcionar. Si dejamos el motor en funcionamiento sin someterlo a estrés conseguiremos aumentar la temperatura para que todos los componentes comiencen a hacer correctamente su trabajo.

4. Vigila la batería

La batería en particular y todo el circuito eléctrico del coche en general sufren con el frío, por eso es importante realizar las revisiones adecuadas para llegar a los meses de invierno con el sistema eléctrico en buen estado y preparado para afrontar bajas temperaturas. Una opción si el frío te ha pillado con el coche durmiendo en la calle es tratar de calentar la batería antes de arrancar con paño caliente y seco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento